Ideal

La cobertura por virosis en el seguro de hortícolas se podrá contratar hasta el 15 de enero

  • «Ha tenido especial incidencia este otoño y ha provocado que se tengan que arrancar numerosas plantaciones», explicó Asaja

Ya está en vigor el plazo para que los agricultores que se dedican al cultivo de frutas y hortalizas bajo abrigo puedan contratar la póliza del seguro agrario a su explotación. Lo podrán hacer hasta el finales del mes de abril. Sin embargo, si tienen la intención de cubrir los efectos que pudiera causar al cultivo una posible virosis, la contratación debe cursarse antes del 15 de enero, según detalló Asaja en un comunicado en el que se hizo eco de la apertura del periodo hábil para contratar el seguro para ciclos de primavera.

La virosis «ha tenido especial incidencia este otoño y ha provocado que se tengan que arrancar numerosas plantaciones, muchas de las cuales no han obtenido indemnización alguna por no estar aseguradas, por ello es imprescindible contratar el seguro para obtener un mínimo de garantías», explicó la organización agraria.

Ángel López, responsable de seguros de Asaja recomendó a los productores que se debe tomar conciencia de los daños que la climatología puede generar en la cosecha, sobretodo «teniendo en cuenta la forma en la que la lluvia está haciendo acto de presencia en los últimos años, por lo tanto aconsejamos que se aproveche la oportunidad de asegurar la cosecha de primavera ante riesgos como pedrisco, heladas, inundación y por supuesto virosis y se tenga en cuenta dentro de la planificación del próximo trasplante», apuntó López.

La patronal agraria recomiendas a los profesionales del campo que se informen y asesoren «bien» a la hora de realizar este tipo de seguro, y sobre todo, que tengan presentes las fechas de trasplante a la hora de que el seguro «nos pueda ofrecer cobertura ante daños como el de virosis». Por ello el ciclo de cultivo que puede ser asegurado ahora es aquel cuyo trasplante se producirá desde enero al 31 de mayo.

También «es importante para garantizarnos tener cubiertos los daños conocer bien el funcionamiento de las garantías, las coberturas de cada módulo y los requisitos mínimos que deben cumplir las instalaciones», añadió Asaja.