Ideal

El restaurante de Mónsul "no dará de sí para estar produciendo paellas a tutiplén", según la Junta

El restaurante de Mónsul "no dará de sí para estar produciendo paellas a tutiplén", según la Junta
  • La licitación contempla menús a precios máximos de 18 euros

El director-conservador del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería), Emilio Roldán, ha asegurado este lunes que la zona de restauración que incorporará el centro de servicios litorales de Mónsul "no da de sí para estar produciendo paellas a tutiplén" dadas las características de este espacio, que reserva ocho metros cuadrados para la cocina -sin amueblar-, diez metros cuadrados para la zona de barra y 42 metros cuadrados para el salón, en total, 60 metros cuadrados.

Así se ha pronunciado Roldán en rueda de prensa junto al delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ante la polémica suscitada por la licitación de este espacio para la gestión de visitas al Parque Natural, entre otros cometidos, por la inclusión de un bar, de forma que ya se han sumado más de 38.000 firmas en contra del proyecto en la plataforma Change.org.

Si bien Martínez ha defendido hasta ahora que el centro incorporaría una "pequeña cafetería" como lugar de descanso para los visitantes, el director-conservador ha señalado que el pliego recoge la posibilidad de ofrecer "comidas frías y calientes", de forma que los productos a considerar son aquellos "de todo tipo que se pueden ofertar en un bar-restaurante".

No obstante, ha incidido en que el servicio se verá condicionado por su propia cocina, de ocho metros cuadrados sin mobiliario, lo que "limita bastante la producción de un restaurante". Además, las ofertas deberán tener en cuenta el ofrecimiento de "productos locales de la zona" con una tarifa ajustada a precios mínimos, lo que se tendrá en cuenta en el proceso de valoración de las ofertas.

Según el pliego de condiciones, los precios máximos sin IVA para determinados productos incluyen 2,5 euros para un café solo, 3,5 euros para una botella de agua de un litro, 2,5 euros por una caña de cerveza, 6,5 euros para una copa de licor, 3,5 euros para pinchos y tapas, 4,8 euros por un bocadillo de queso o embutido (50 gramos), 12 euros una ración, 9 euros para platos combinados y 18 euros para un menú compuesto por dos primeros, dos segundos, postre a elegir, bebidas y pan.

Roldán ha señalado además que la oferta de un servicio de restauración no supone "algo extraordinario" ya que "lo hay en todos los espacios naturales protegidos de Andalucía" excepto en Almería, que es "la única de toda Andalucía que no cuenta con un bar asociado a un centro de visitantes".

Así, ha señalado algunos ejemplos de entre las 20 unidades que prestan servicios de restauración dentro de espacios protegidos, como el Parque Natural Cardeña-Montoro o el Torcal de Antequera, donde se sirven menús a partir de 9,5 euros, según la imagen que ha mostrado durante la presentación.

"Rectificación ninguna"

Con todo esto, el delegado ha aclarado que "bajo ningún concepto" se prevé "rectificación ninguna" o modificación del pliego para licitación del centro de servicios litorales, aunque sí se ha dado órdenes a los técnicos para que "miren con lupa" si "conveniente meter algún tema aclaratorio".

No obstante, el director-conservador ha especificado que esa aclaración estaría destinado a detallar la actuación sobre la estación depuradora, ya que las actuaciones a cargo del concesionario sobre el espacio prevén el acondicionamiento del depósito de agua y el sistema de bombeo e impulsión al centro, así como la construcción de una rampa acceso a personas con discapacidad, la sustitución de la EDAR, la acometida de suministro eléctrico y renovación del sistema actual, y el acondicionamiento de las instalaciones de tienda-punto de interpretación así como de la zona de restauración.

Por el momento, según Roldán, no se han presentado ofertas al proceso de licitación, aunque sí hay "personas interesadas en ver el equipamiento para presentar la documentación". El periodo de gestión tras la adjudicación es por 12 años.

La Junta ha recordado que este centro de servicio litorales tiene como principal finalidad explotar las actividades de interpretación e información ambiental, de manera que el servicio de restauración asociado únicamente busca "cierta rentabilidad y reclamo de visitas a las instalaciones".

El centro buscará, según el Gobierno andaluz, propiciar una adecuada interpretación ambiental del valor de los recursos biológicos, geológicos, marítimo-terrestre de los valores existentes en el entorno de la playa de Mónsul; optimizar las labores de gestión propias de las zonas costeras; contribuir a la limpieza, mantenimiento y conservación de toda la parcela en la que se asienta el edificio de la casa de Mónsul, ofrecer zonas de servicios y punto limpio para la retirada de residuos; y colaborar activamente en el dispositivo de regulación de acceso de vehículos a motor a dicho paraje durante el periodo estival.