Ideal

Expertos critican que se permitió vivir en una zona contaminada de Palomares durante 50 años

Una de las áreas acotadas en Palomares
Una de las áreas acotadas en Palomares
  • "Tenemos una población viviendo en una zona nuclear", dice uno de los profesores

Miembros del CSIC, CIEMAT y Ecologistas en Acción han censurado en Almería que "se ha permitido vivir en una zona contaminada durante 50 años" a los vecinos de Palomares, en Cuevas del Almanzora (Almería), durante unas jornadas con motivo del aniversario del accidente nuclear.

El profesor del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (CSIC), Eduard Rodríguez, ha asegurado que "tenemos una población viviendo en una zona nuclear y eso no es admisible, ya que hace 50 años ya había quien precognizaba que no debería haber una población allí".

"Siempre se ha dicho que estos vecinos están dentro de los límites de radiactividad permitidos, pero en los últimos años han variado mucho los límites admisibles y ahora se reconoce que en Palomares había mucha más contaminación de la que se esperaba", ha añadido.

Rodríguez ha apuntado a su vez que el plutonio es "uno de los agentes más tóxicos que existen y no sabemos cuál es el efecto que ha podido tener en estas personas porque no se ha hecho un seguimiento y muchas ya habrán muerto, pero deberíamos saber qué secuelas se pueden atribuir a la contaminación por este elemento".

Por su parte, el físico nuclear del CIEMAT y responsable de energía nuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, ha insistido en el "peligro que la radiación supone todavía para la población, un peligro que a veces parece minimizarse, algo que es injusto".

Asimismo, Castejón ha dicho que la labor del CIEMAT entre 2004 y 2011 fue "clave" para medir la contaminación y vallar las tierras afectadas, "haciendo presión a nivel político para que se limpiara", si bien ha incidido en que "tienen que ser las autoridades españolas las que actúen para que Estados Unidos limpie los terrenos en el menor plazo de tiempo posible".

José Ignacio Domínguez, abogado de Ecologistas en Acción de Andalucía, ha dicho que lo único que han hecho "todos los gobiernos, de Franco a la democracia ha sido tapar el asunto", y que "esa ocultación de la realidad ha llevado a que todos los agricultores que han cavado en zona radiactiva sin saberlo se hayan contaminado".

"Es cierto que la zona está vallada desde 2011 pero la gente ha estado entrando y saliendo, además de cultivando, durante 50 años", ha añadido Domínguez, que ha afirmado que en Palomares la radiactividad es "dieciocho veces mayor que la de Chernóbil (Ucrania).

Por otro lado, Domínguez y Castejón han tildado de "papel mojado" la declaración de intenciones para la rehabilitación de las tierras contaminadas y su posterior traslado a Estados Unidos, rubricada entre el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo en octubre de 2015.

Castejón ha afirmado que el acuerdo "es demasiado escueto, muy poco transparente" y que desde Ecologistas en Acción "vamos a estar encima de la realización del mismo" y Domínguez ha precisado que "no compromete a Estados Unidos, que además puede retirarse en cualquier momento, tal y como recoge el sexto punto de esta declaración".

Los terrenos de Palomares permanecen contaminados desde hace 50 años, después de que el 17 de enero de 1966 un bombardero estadounidense B-52 chocase en pleno vuelo con un avión nodriza en una maniobra de aprovisionamiento y causara la caída de cuatro bombas termonucleares que no llegaron a explotar pero dos de ellas liberaron material radiactivo.