Ideal

Felipe II firmará la paz con las tropas moriscas en Padules, otra vez

Una de las hijas del segundo marqués de Los Vélez posa ataviada a la moda de las princesas renacentistas en el Palacio Provincial.
Una de las hijas del segundo marqués de Los Vélez posa ataviada a la moda de las princesas renacentistas en el Palacio Provincial.
  • El municipio se entregará este sábado a la reedición de las recreaciones de la 'Paz de las Alpujarras', un plan turístico lleno de trifulcas y gastronomía

Padules, una localidad que cuenta con medio millar de habitantes, está a unas horas de convertirse en el epicentro de un acontecimiento histórico. El próximo sábado, el capitán general de Granada, don Juan de Austria, en representación de su hermano, Felipe II -el monarca más importante que gobierna el planeta-, acordará finalizar la guerra que libra contra los moriscos y su proclamado rey, Muley Abdallah Aben Aboo.

La ciudad revivirá la edición de la 'Paz de las Alpujarras' de 1570 un acontecimiento histórico de gran importancia para la estabilidad de la poderosa monarquía hispánica del siglo XVI y, durante un fin de semana, protagonizará la vida turística y comercial de La Alpujarra almeriense con un programa que crecerá en su tercera edición.

La diputada de Cultura, María Vázquez, calificó ayer este evento como «todo un referente en Almería» durante la presentación de la jornada en el Palacio Provincial.

Cien trajes

«Padules viajará en el tiempo para mostrarnos cómo era la vida en este municipio alpujarreño hace más de cuatrocientos años a través de desfiles, 'trifulcas', talleres de todo tipo, música renacentista y una cuidada gastronomía de época», detalló la diputada.

Junto a ella, compareció una decena de vecinos ataviados a la moda de la época, desde insignes miembros de la nobleza hasta criados y pequeños moriscos, pasando por destacados miembros de los temidos tercios. En total, se exhibirá un centenar de trajes confeccionados únicamente para este evento, que este año busca su consolidación.

Con una esmerada vocación divulgativa, Francisco Martínez, asesor de indumentaria, explicó ayer que han tenido que recurrir a documentos históricos para desarrollar diez nuevas prendas de vestuario, desde pinturas de Claudio Coello expuestas en el Museo del Prado hasta libros de patrones de entonces.

«Para lograr que los trajes fueran reproducciones exactas de los vestidos de época buscamos en el Archivo Histórico Provincial un inventario de las prendas que se vestían en aquella época y así las hemos recreado», explicó Martínez.

La jornada comenzará con el recibimiento en el Teatro Municipal por parte de la Alcaldía a «veçinos, estantes y viandantes» a eso de las 11 de la mañana. Ayer, su representante en el siglo XXI, Antonio Gutiérrez, aseguró ataviado que la recreación de la 'Paz de las Alpujarras' les ha llevado «más lejos» de lo que en un principio pensaban que llegarían.

Desfile de tropas

«Estamos muy orgullosos de nuestra historia y es para nosotros una gran ilusión ofrecer a los que nos visiten un verdadero viaje en el tiempo en el que se firma la paz entre cristianos y moriscos de la mano de personajes ilustres como Juan de Austria y Hernando el Habaquí» detalló ante sus intérpretes el propio Gutiérrez.

A partir de las 19 horas, con el desfile de tropas por las calles del municipio y la lectura del bando real en el que se da la 'reducción' de los moriscos, comenzarán los actos puramente relacionados con el final del conflicto, que tendrán su apogeo con la ceremonia teatralizada de las paces y el desfile de las banderas moriscas y cristianas.

Durante toda la jornada, no obstante, habrá actividades paralelas para ir abriendo boca, entre las que se incluyen talleres para aprender a ordeñar, paseos históricos y muestras de oficios de la época. Colmeneros, hortelanos, especieros, ministriles y sastres mostrarán cómo se realizaba su trabajo.

La gastronomía tendrá, además, un papel destacado hasta el final de la jornada. De hecho, la bodega Barea Granados ha elaborado una edición limitada de botellas conmemorativas de este evento.

«Padules se convertirá en el Real de Padules del siglo XVI con la recreación, de forma absolutamente fidedigna, de un hecho histórico que ha marcado el devenir de la España actual», señaló el alcalde.