Julio Alfredo Egea presenta su último libro 'Antología del trino'

Se trata de la primera edición en que el libro, escrito dentro del periodo 1987-88, aparece completo, siendo parte de los poemas inéditos

ROSARIO CANOCHIRIVEL

'Arqueología del trino' es el último libro del poeta Julio Alfredo Egea que en esta ocasión ha elegido su pueblo natal, Chirivel, para llevar a cabo su presentación. Un acto arropado con la presencia de su familia y numerosos vecinos y vecinas de la localidad junto a autoridades como el alcalde de Chirivel, Cristóbal Aránega y el presidente del Centro de Estudios Velezanos -CEV- y alcalde de Vélez-Rubio, José Luis Cruz, y otros compañeros como el director del CEV, José Domingo Lentisco y Pilar Quirosa, escritora y miembro del Instituto de Estudios Almerienses.

Todos tuvieron palabras de elogio dirigidas al escritor, como poeta y persona, «que ha llevado el nombre de Chirivel por todo el mundo a través de su poesía».

Según explicó Julio Alfredo Egea, dentro de los temas centrales de su obra, Humanismo y Naturaleza, 'Arqueología del trino' es un conjunto de poemas impulsados por el conocimiento y alentados por la sensibilidad especial del poeta, «nacidos de este sexto sentido descubridor de sutilezas que debe orientar al quehacer poético». «El amor a la tierra,- señaló-simbolizado de manera especial por el árbol y el pájaro, queda repartido por los versos de este libro, en un intento de llevar al lector el interés supremo que supone llegar a conocer y conservar el medio natural en que vivimos».

Un mal sueño

El poeta explicó que el título se debe a un mal sueño con despertar feliz, «inmerso en el palpitar de la naturaleza, soñé en una imposible arqueología de trinos y aromas, de flores y pájaros perdidos para siempre».

De los poemas que componen este libro, escrito dentro del periodo 1987-88, se publicó una amplia muestra en la segunda Antología Poética del autor y algunos poema aislados en posteriores antologías de su obra, siendo esta la primera edición en que aparece completo, habiéndose mantenido hasta ahora parte de sus poemas inéditos. Para terminar, el poeta regaló a todos los presentes la lectura de algunos de sus poemas de épocas distintas, como La Sabina, El Loco y uno de sus primeros sonetos dedicados a Chirivel.

Fotos

Vídeos