Ideal

copa davis

España sale viva de un día de sorpresas

Roberto Bautista abraza a Conchita Martínez, capitana del equipo español.
Roberto Bautista abraza a Conchita Martínez, capitana del equipo español. / Efe
  • Roberto Bautista empató la eliminatoria con Croacia al ganar a Ante Pavic, tras comenzar la jornada abajo con la derrota de Pablo Carreño, que cayó ante un acertado Franko Skugor

El equipo capitaneado por Conchita Martínez sobrevive a la primera jornada de la Copa Davis gracias a la victoria de Roberto Bautista contra Ante Pavic (6-4, 6-2 y 6-3), después de comenzar un punto abajo tras la inesperada derrota de Pablo Carreño ante Franko Skugor (3-6, 6-3, 6-4, 4-6, 7-6 (6)).

Carreño se enreda en la presión

Como tantas otras veces la Copa Davis transforma a los jugadores y convierte las diferencias en el ranking en mínimas. Franko Skugor es el número 223 del mundo y pese a jugar esta eliminatoria como número uno croata, su nivel queda lejos de las primeras raquetas de su país como Marin Cilic, Ivo Karlovic o Borna Coric. Pero la Copa Davis tiene ese toque especial que da un plus a los jugadores al competir por su país. En su segundo partido en Copa Davis, Carreño sintió en sus carnes la presión de la competición por equipo por excelencia. Con muchos huecos en la grada, una parcela llena de españoles y gritos desde el banquillo de Pablo, el asturiano se adelantó en el partido, al llevarse el primer set. El croata, nacido en la misma ciudad que el mítico jugador de baloncesto Drazen Petrovic, se apoderó de su precisión a la hora de lanzar triples y la convirtió en derechas certeras a las líneas, lo que le valió para llevarse los dos siguientes sets. El vaivén hizo que Carreño que anotase el cuarto set y sacase para ganar en el quinto (con tres bolas de partido posteriores). Sin embargo, con el público a su favor, Skugor llevó el partido al ‘tie break’ y tiró toda la presión sobre el asturiano, que acabó por sucumbir.

Roberto deshace el lío

Roberto Bautista sumó su quinta victoria en Copa Davis al derrotar a Ante Pavic, número 486 de la ATP (6-4, 6-2 y 6-3). El español salió a la pista con la intención de no dejarse sorprender por un jugador de ranking bajo. Con la lección aprendida de que en la Copa Davis no hay rival pequeño, Bautista tuvo enfrente a un jugador que ronda el puesto 500 del mundo, y que no gana un partido ATP desde enero de 2016. No obstante, el comienzo del encuentro asustó, e hizo removerse en su silla a Conchita Martínez, que vio el miedo de que Pavic fuese un lobo con orejas de cordero. Y es que el croata saltó a la pista con los ánimos a Skugor aún en el ambiente, lo que benefició a su juego anárquico. Pavic vivió de sus potentes saques y las subidas a la red para desestabilizar a Bautista que tardó en encontrar su ritmo. Tanto fue así que las primeras ocasiones de rotura cayeron del lado del croata, aunque no pudo aprovecharlas. Sí estuvo más acertado Roberto y a la primera que tuvo cogió delantera en la primera manga, pero se relajó, cedió su saque, y fue sobre el servicio de Pavic cuando cerró la primera manga para España. En el segundo set el español impuso los peloteos como ley de vida y se anotó tres juegos de manera consecutiva para acabar por apuntarse el parcial (6-2). Una montaña demasiado alta que Pavic ya no pudo escalar a sus 27 años. La mayor experiencia, ranking y calidad tenística de Roberto Bautista inundaron el ambiente en un estadio que se dio por satisfecho tras la victoria de Skugor y no dio signos de vida en el segundo partido de la eliminatoria. El tercer set fue más un paseo para Bautista, que aun así no se relajó en ningún momento y rompió el saque de Pavic en el sexto juego para cerrar el partido. “Era importante irse al menos con un 1-1, todavía nos quedan tres puntos y el equipo está concienciado”, declaró el castellonense al finalizar el partido.

Con esta victoria España empata una eliminatoria que se complicó con la derrota de Pablo Carreño y en la que el número uno español sacó las castañas del fuego para calmar los ánimos de los croatas desplazados a Osijek. El equipo capitaneado por Conchita Martínez se queda con la obligación de vencer en la prueba de dobles si no quiere tener que salvar dos ‘bolas de partido’ en la jornada del domingo, en la que salvo sorpresa volverán a saltar a la pista Roberto Bautista y Pablo Carreño. El punto de dobles se espera que lo disputen Feliciano y Marc López contra Nikola Mektic y Marin Draganja, aunque visto el nivel de Skugor, puede que el capitán croata, Zeljko Krajan, realice algún cambio en la formación.