Ideal

DAKAR

Sainz abandona el Dakar

fotogalería

El Peugeot de Carlos Sainz, durante la cuarta etapa del Dakar. / Franck Fife (Afp)

  • El madrileño sufrió un vuelco en una cuarta jornada marcada por abandonos sonados en todas las categorías y serios problemas para varios favoritos mientras que Joan Barreda sostuvo el liderato en motos

Una pesadilla. Sólo se puede definir así la cuarta etapa del Dakar 2017, donde han abandonado una buena tira de pilotos (entre ellos, Carlos Sainz, el vigente campeón en motos Toby Price o uno de los más firmes candidatos en coches, Nasser Al Attiyah), y otros tantos han dicho adiós a sus opciones de victoria final.

Carlos Sainz, campeón en 2010 y tercero en 2011, abandonó tras sufrir un vuelco y finalizar la cuarta etapa a 2h 19:31 horas del ganador y nuevo líder, el francés Cyril Despres (Peugeot). "Hemos entrado demasiado rápido en una curva, he golpeado el interior y el coche ha volcado. Nuestras opciones de cara a la victoria se han esfumado, así de sencillo. Y no creo que podamos continuar", dijo el español al llegar al campamento.

El piloto madrileño, que tras la remontada del miércoles partía con la firme convicción de que podía asaltar el liderato en la entrada del Dakar a Bolivia, se quedó atrapado en un barranco durante varias horas, después de comenzar con problemas de nuevo y rozar una nueva épica actuación. El único que sonreía a gusto en el bivouac era Cyril Despres, que por fin logra una victoria de etapa tras su paso a las cuatro ruedas.

Por haber, hubo hasta evacuados al hospital. El español Armand Monleón sufrió una caída por la que le tuvieron que trasladar al hospital. El piloto de KTM sufrió un aparatoso accidente y se golpeó en la cabeza, por lo que la organización no se lo pensó dos veces y le sacaron de allí en helicóptero.

Barreda saca petróleo

En una etapa en la que acabar ya se podía considerar una victoria, Joan Barreda sacó un segundo puesto que puede valerle oro. El valenciano, como el resto de integrantes del raid, tuvieron que salir con unos minutos de retraso a la especial del día, disputada sobre 416 kilómetros. La lucha con Matthias Walkner durante toda la jornada estuvo marcada por la igualdad, ya que Barreda dominó hasta los últimos kilómetros pese a ser el que iba abriendo pista.

«En un par de ocasiones he dudado, pero he mantenido la concentración hasta el final y he conseguido un buen resultado. Son días en los que hay que aprovechar, con zonas de navegación que crean oportunidades. Yo lo he intentado aprovechar. He intentado estar concentrado, mantener un buen ritmo y quedarme siempre por delante para que no tuvieran mi referencia, y al final ha salido bien», resumía un Barreda que también se lamentó por el abandono de Price, a quien tiene un gran aprecio personal. El vencedor de 2016 se fracturó el fémur en una caída a pocos kilómetros del final del día, y fue evacuado al hospital.

Con este resultado, Barreda no sólo sigue líder de la general, sino que amplía el colchón de ventaja en 18 minutos sobre Quintanilla, que es segundo. Además del abandono de Armand Monleón, otros pilotos españoles tuvieron muchos problemas. Laia Sanz, por ejemplo, entró en meta con más de una hora de retraso con respecto al ganador por un problema con la navegación que, además, se vio agravado por un mal competidor. Según se quejó la piloto española, un corredor le indicó mal en el segundo punto de control cuando había perdido el rumbo.

Adiós de Sainz; Roma resurge

En coches fue una jornada en la que también hubo de todo. Los Peugeot volvieron a llevar la voz cantante, gracias al abandono de Al Attiyah y al mal rendimiento de los Mini. Sólo Nani Roma se ha ganado el 'cargo' de ser la única alternativa factible al dominio de la marca del león, que sumó una nueva victoria gracias a Cyril Despres. El cinco veces campeón del Dakar en categoría de motos se impuso en la complicada etapa con llegada en Tupiza a Mikko Hirvonen y al español Nani Roma, por 10 y 12 minutos, respectivamente. Despres ahora es líder, con Peterhansel detrás a cuatro minutos y una igualdad extrema hasta el quinto puesto, que ocupa Roma a 10 minutos.

Carlos Sainz venía remontando tras un inicio de jornada un tanto dubitativo cuando se quedó encallado en un barranco. El madrileño ya sabía lo que es que una zanja le mande para casa y en esta ocasión le ha vuelto a ocurrir, aunque desde Peugeot confirmaron que tanto él como su copiloto Lucas Cruz se encontraban bien tras el accidente y llegó a meta remolcado por Romain Dumas, el 'escudero' de lujo de Peugeot en este Dakar.

La victoria de Despres tapa el complicado día para Peugeot, ya que tanto Loeb (que salía como líder) como Peterhansel y Sainz padecieron diferentes problemas, aunque en el caso de 'Monsieur Dakar' no le han restado demasiado tiempo. El nueve veces campeón del mundo del WRC se dejó más de 22 minutos y cae al cuarto puesto de la general.

La etapa del día de Reyes, la quinta de este Dakar, hará las delicias de los fanáticos de las dunas. Separada en dos sectores cronometrados y una zona neutralizada (en la ya mítica zona de Uyuni), los corredores deberán luchar en los diferentes terrenos que brinda el altiplano boliviano, siempre por encima de los 3.800 metros sobre el nivel del mar.

Temas