Ideal

running

Fallece un 'doble' en la media maratón de Xiamen

La media maratón de Xiamen.
La media maratón de Xiamen. / AFP
  • La persona muerta por una parada cardiorrespiratoria a falta de 4,5 kilómetros de meta no era la registrada, a la que se prohibió de por vida volver a participar en ella

  • «El comercio de los dorsales está prohibido pero resulta difícil de detectarlo», reconoció la organización de la carrera, en la que se otorgaban puntos de acceso a la universidad

La reciente muerte de un corredor en una prueba de medio maratón ha sacado a relucir otra forma de hacer trampas en China: ahorrarse competir y el cansancio de las carreras de larga distancia con la contratación de un doble que lo haga en tu lugar. Los medios de comunicación del país asiático se hicieron eco del fallecimiento de un participante de esta carrera en la ciudad de Xiamen, al sureste de China, por una parada cardiorrespiratoria a falta de 4,5 kilómetros de la línea de meta el pasado 10 de diciembre.

Hasta ahí, la historia no tiene gran recorrido, pero una investigación ha revelado que la víctima corría en el lugar de otra persona, a quien se castigó entonces con la prohibición vitalicia a participar en la prueba, indicó este domingo la agencia china Xinhua. Según el Diario de la Juventud de Pekín, unas 30 personas fueron descalificadas de las 18.000 inscritas en la carrera. Este diario no precisó su motivo, pero aseguró que los cien primeros estudiantes en terminar la competición podían lograr puntos para el examen de entrada a la universidad, sin duda un motivo que podría impulsar el fraude. Las trampas han sido denunciadas por los internautas que acusan a la moda del maratón de llevar a algunos al exceso. «Sin entrenamiento ni siquiera la voluntad de ganar, lo único que quieren es tener su foto en las redes sociales para decir a todo el mundo que tienen una vida sana», lamentó una internauta citada por Xinhua.

El ganador fraudulento de Boston

Los organizadores admitieron que un corredor podía ser retirado de su dorsal por otra persona. «El comercio de los dorsales está prohibido, pero resulta difícil de detectarlo», reconoció un miembro del comité de organización citado por la agencia de prensa china. Esta forma de trampa no es nueva: en 2010, en el maratón de Xiamen, 30 de los 100 primeros fueron descalificados por haber recurrido a un doble o haber competido durante un tramo en autobús. Esta última táctica recuerda el famoso caso de Rosie Ruiz, la mujer que ganó en 1980 el maratón de Boston utilizando el metro durante la prueba.

Las carreras a pie son cada vez más populares en China, desde que se organizó el primer maratón en Pekín en 1981, con más de 300 pruebas, dos veces más que en 2015 y cuatro veces más que en 2014. Pero las condiciones atmosféricas perjudican algunas veces la salud de los corredores, como en el maratón de Pekín en 2014, que se celebró bajo un gran manto de polución. Algunos de ellos participaron con una máscara de protección. Según Xinhua, al menos 14 personas han fallecido en pruebas de maratón en los últimos tres años, entre ellos el corredor de Xiamen.