Ideal

fútbol

Tebas se querella contra diez seguidores del Rayo por las coacciones a Zozulya

Un aficionado del Rayo muestra su rechazo al fichaje de Zozulya.
Un aficionado del Rayo muestra su rechazo al fichaje de Zozulya. / Efe
  • El club madrileño asegura que expulsará a los aficionados "si son condenados"

LaLiga ha presentado este jueves una querella por un delito de coacciones contra diez de los "presuntos culpables" de haber obligado al jugador ucraniano Roman Zozulya a "renunciar momentáneamente" a incorporarse a la plantilla del equipo madrileño.

Según ha informado en un comunicado la patronal del fútbol español, ocho de las personas contra las que se ha presentado dicha querella fueron identificadas como los responsables de los insultos que recibió Roman Zozulya a su llegada al entrenamiento del conjunto vallecano. Los otros dos querellados son las personas que ofrecieron una rueda de prensa "en representación, supuestamente, de la afición del Rayo Vallecano" el pasado 5 de febrero.

LaLiga asegura en su nota que deja abierta la posibilidad de ampliar la querella "a cualquier otra persona que resulte penalmente responsable de los hechos contenidos en ésta y, más particularmente, frente a aquellos de cuya participación en los hechos haya quedado constancia en los distintos vídeos y grabaciones".

El Rayo expulsará a quienes sean condenados

La presentación de la querella se ha producido en la misma jornada en la que Raúl Martín Presa, presidente del Rayo Vallecano, declaró que si de la querella resulta algún condenado, será expulsado del club. "En este club se mantiene la presunción de inocencia que todo el mundo tiene como ciudadano, pero si alguno sale condenado, en ese caso, sí será expulsado. Esa es la línea que vamos a tomar", dijo el presidente del Rayo.

El delantero se entrenó hoy con el resto de la plantilla del Real Betis en una sesión a puerta cerrada en la que el punta ucraniano recibió el calor de sus compañeros y participó en todos los ejercicios planificados por el cuerpo técnico bético dirigido por el entrenador, Víctor Sánchez. El jugador ucraniano intenta así proseguir con su rutina y normalidad ante el apoyo de la plantilla bética, mientras se solucionan los pormenores contractuales de su fallida cesión al Rayo Vallecano por la oposición de grupos ultras e intentando mantenerse al margen del debate, hasta político y diplomático, que ha generado su caso.

Mientras las partes implicadas intentan encauzar y solucionar la situación que vive el delantero de Kiev, éste va dando pasos y, si ayer se entrenó en solitario en el gimnasio, hoy lo ha hecho ya con sus compañeros béticos, que ya lo apoyaron explícitamente en una comparecencia pública y hoy lo han vuelto a hacer vestidos de corto. Al saltar al campo de la ciudad deportiva 'Luis del Sol', Roman Zozulya fue recibido con bromas y aplausos por los jugadores del Betis y, desde ese momento, el ucraniano fue uno más a las órdenes de Víctor Sánchez y también de su preparador físico, Nacho Oria, quien lo ha amparado de manera especial.

Zozulya, con el Betis.

Zozulya, con el Betis. / Efe

El delantero completó todos los ejercicios y ha departido de manera especial con jugadores como el lateral danés de origen albanés Riza Durmisi, con el portero Dani Giménez y con una de las últimas incorporaciones béticas en el mercado de invierno, el mediocentro riojano Rubén Pardo, cedido por la Real Sociedad. El punta, distendido y relajado pese a todo lo que viene soportando durante los últimos siete días, estuvo en todo momento implicado en los ejercicios físicos y, posteriormente, en los rondos que hizo la totalidad de la plantilla, en los que estuvo apoyado por el secretario técnico verdiblanco, Alexis Trujillo.

Su futuro continúa en el aire

Roman Zozulya, mientras intenta en la medida de lo posible vivir su día a día de futbolista, prosigue con las gestiones en busca de una salida a la encrucijada en la que lo ha colocado la oposición de los hinchas del Rayo Vallecano a su cesión hasta el próximo 30 de junio.

Esta salida debería satisfacer al club que cede, al que recibe al jugador y al propio Zozulya, que ha pasado los últimos días en negociaciones a muchas bandas -AFE, LaLiga y los clubes- para armonizar asuntos como su derecho constitucional al trabajo y la seguridad de su propia familia, además de saber quién le va a pagar el sueldo, entre otros y nada desdeñables asuntos.

Temas