Ideal

jornada 21

Luis Enrique: «Mis jugadores son los que sufren más faltas y son más sancionados»

video

Luis Enrique, entrenador del Barcelona. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

  • «Allá cada uno con su conciencia», afirmó el técnico del Barça en un claro mensaje a los árbitros en relación a Neymar

Defensor a ultranza de sus jugadores, molesto porque reciban muchas tarjetas a pesar de ser los que más faltas sufren, convencido de que la Liga no se decidirá hasta las últimas jornadas y sabedor de que este sábado le será complicado sorprender en el planteamiento Ernesto Valverde, técnico del Athletic. Así se mostró Luis Enrique, técnico del Barcelona, en la previa de otro partido más frente a los 'leones'. Calificó como una "gran noticia" que Sergio Busquets y Andrés Iniesta ya se ejerciten con el grupo, pero dejó entrever que todavía no serán de la partida ante el equipo bilbaíno. "Falta la decisión de los médicos y el propio estado de los jguadores", dijo.

Se detuvo en Neymar, protagonista en varios rifirrafes en los duelos ante el Athletic y criticado desde muchos sectores que consideran que el brasileño es de los que teatraliza. "Es una evidencia que mis jugadores son de los que más faltas sufren y, curiosamente, son los más sancionados. Allá cada uno con su conciencia y con las campañas para desacreditar a los jugadores, que se tiran y tal", afirmó el asturiano en un mensaje a los periodistas y, de forma indirecta, a los árbitros.

"Sólo puedo elogiar a mis jugadores. Han tenido que lidiar con muchos aspectos en el que han tenido que tener un control brutal. Están jugando a 200 pulsaciones. Pero me resulta paradójico es que los que antes hacían campañas ahora dicen lo contrario", añadió.

Asume Luis Enrique que "en Liga al Barça le ha faltado regularidad para estar más arriba y no es donde más efectivo ha sido", pero deja claro que este partido no tiene nada que ver con el anterior, en el Benito Villamarín. Aunque insiste en que "todo se decidirá en las últimas 10 jornadas y hasta entonces habrá tres o cuatro equipos con opciones de ser campeones", avisa a sus hombres de que "conviene apretar al máximo porque no queda otra que ganar, ganar y ganar a través de nuestra idea futbolística".

Se molestó cuando se le preguntó si el Barça ahora no controla los partidos como antaño. "El ideal lo buscamos todos, pero esto es fútbol de máximo nivel. Si quitamos a los once rivales, claro que controlaríamos. Conozco a la perfección la filosofía del club y tenemos un estilo claramente identificado que es el que más nos gusta y hace disfrutar a los futbolistas. Cómo ganas es la clave, otra cosa es que siempre lo puedas conseguir", explicó.

Evitó polemizar sobre las rotaciones que realizará Eduardo Berizzo, técnico del Celta, en el choque del domingo ante el Real Madrid en Balaídos. "No tengo nada que opinar de los demás equipos. Cada entrenador hace lo que cree más oportuno para su equipo".

Se alegró por la recuperación de Yeray, central del Athletic intervenido recientemente de un cáncer testicular y desde la pasada semana ya en la convocatoria de Valverde. "Me alegro mucho por Yeray, por su familia y por su afición y sus compañeros. Es una gran noticia para el mundo del fútbol".

Por último, valoró de forma positiva el nombramiento de Ronaldinho como embajador del Barça. "Tuve la oportunidad de compartir con él vestuario y me parece muy bien que sea embajador del club. Sólo por su actitud de sonrisa, y lo que pudo aportar en el terreno de juego, me parece fantástico. Relacionar al club con alegría nos identifica".