Ideal

ECONOMÍA

La Eurocopa 2016 dejó más de 1.200 millones de beneficio en Francia

El Estadio de Saint Denis, durante la Eurocopa.
El Estadio de Saint Denis, durante la Eurocopa. / Miguel Medina
  • Los aficionados extranjeros que acudieron al torneo continental gastaron una media de 154 euros al día

Las 13 ciudades que acogerán la Eurocopa 2020 podrían tener un importante beneficio económico, después de que un estudio haya revelado que la Eurocopa 2016 supuso un impacto de más de 1.200 millones de euros en Francia. El informe, realizado por el Centro de las Leyes y la Economía del Deporte de Limoges (CDES) y por la agencia Keneo, ha descubierto que el gasto de las selecciones participantes y los árbitros, junto con los 613.000 visitantes, llenó las arcas francesas con 1.220 millones de euros.

«No hay duda de que acoger la Eurocopa supone un importante impacto económico para cualquier región», reconoce el director ejecutivo de UEFA Events S.A., Martin Kallen, que también fue director del torneo durante la competición disputada en el país galo en 2016. «La Eurocopa de Francia demostró que los aficionados viajan en masa para seguir a sus respectivas selecciones, y las cifras del informe revelan cómo ayudó el dinero gastado a la economía local», añadió.

El torneo continental del pasado verano contó por primera vez con 24 selecciones. Los visitantes extranjeros pasaron en Francia una media de 7,9 días y gastaron una media de 154 euros al día. La cantidad total gastada por los visitantes en la Eurocopa 2016 fue de 625’8 millones de euros.

El evento fue un éxito para Francia desde el punto de vista financiero, y los beneficios obtenidos superaron con creces los 200 millones de euros de dinero público invertido para preparar el torneo. Jacques Lambert, presidente de UEFA Euro 2016 SAS, afirma que los beneficios que dio el torneo fueron mayores que los costes iniciales: «Los grandes eventos deportivos pueden ser una inversión muy cara. Pero para el país anfitrión hay beneficios directos e indirectos. Ha quedado demostrado que eventos de este tipo tienen un impacto económico positivo».

La próxima Eurocopa que se celebrará en 2020 tendrá un formato diferente para celebrar el 60º aniversario del primer Campeonato de Europa en 1960. El torneo que se disputará dentro de tres años tendrá lugar en 13 ciudades europeas. De esta manera, todos los aficionados de Europa tendrán la posibilidad de ver partidos internacionales de alta calidad. «Europa necesita mostrar diversidad en el fútbol y que oeste, este, norte y sur puedan estar unidos», dijo Aleksander Zeferin, presidente de la UEFA. «Este va a ser un torneo muy especial», dijo Zeferin, que aseguró que será «un festival de la amistad en toda Europa».