Ideal

premier league

El Liverpool, en 'números rojos'

Jurgen Klopp, con el Liverpool.
Jurgen Klopp, con el Liverpool. / Reuters
  • En lo que va de año ha dejado escapar dos competiciones y ha dicho adiós a la Premier League

El Liverpool vive a la deriva. El conjunto que dirige Jürgen Klopp tocó fondo este fin de semana en el KCOM Stadium en un partido en el que fue superior a su rival, dominó el balón y creó ocasiones, pero en el que continuó su particular descenso a los infiernos perdiendo 0-2. En poco más de un mes ha dicho adiós a la Copa de la Liga, despedirse de la FA Cup y descolgarse del pelotón de cabeza de la Premier League.

“Debemos aceptar cualquier crítica, no hace ni una semana que hablé de las expectativas del Liverpool y dije que teníamos que seguir siendo positivos. Estábamos cuartos en la liga, pero después de un partido como este, ya no está permitido decir eso. Esto tiene que cambiar inmediatamente”, aseguró Jürgen Klopp tras el encuentro ante el Hull City, último clasificado de la Premier antes de deshacerse de los 'reds'.

No es para menos, la caída del Liverpool en lo que va de año es, cuanto menos, preocupante. Terminó el año imponiéndose al Manchester City 1-0 el 31 de diciembre, un triunfo que les posicionaba como gran alternativa ante la tiranía del Chelsea, tres puntos que le situaban a seis de los 'blues' y que permitían soñar, por qué no, con otra nueva oportunidad tras el batacazo de 2014. Los de Jürgen Klopp jugaban como nunca y soñaban como siempre pero el globo se ha pinchado de forma radical. Una victoria en los últimos diez encuentros.

La racha fatídica comenzó el 2 de enero en el Stadium of Light de Sunderland. Aquel día los de Klopp no pudieron pasar del empate a dos en un intercambio de golpes que terminó con dos penaltis a favor de los 'black cats' y una sensación de oportunidad perdida. El camino desde entonces en la Premier League ha sido tortuoso. Antes de la derrota ante el Hull City, el Liverpool cedió puntos ante Manchester United (1-1), Swansea en Anfield (2-3) y Chelsea en Stamford Bridge (1-1), tres puntos de quince posibles que le han hecho decir definitivamente adiós a la Premier y comenzar otra carrera, la de entrar en la Champions. En este momento es quinto, a trece de la cabeza.

La caída del Liverpool no solo se ha producido en el torneo de la regularidad. El mes negro de los 'reds' ha encontrado su culmen en el resto de competiciones. En la Copa de la Liga tenían una oportunidad para levantar un título pero en las semifinales se vieron sorprendidos por un Southampton que les dejó a cero tanto en la ida como en la vuelta. Por si fuera poco, tres días después en la FA Cup el equipo se desplomó frente al Wolverhampton de la Championship (1-2 en Anfield) y terminó fuera de las dos copas nacionales.

Sin competiciones europeas, terminó octavo el pasado curso en la Premier League, y sin prácticamente opciones de levantar un título esta temporada, Jürgen Klopp ya ha fijado una meta, los puestos de Champions. “Es uno de los grandes objetivos, pero jugando así no tenemos que hablar de esto. Tenemos que demostrar que demostrar que estamos preparados para cualquier cosa”, afirmó el técnico alemán, que ya levantó al equipo hasta llevarlo a la final de la Europa League, ahora inicia su segunda reconstrucción en Liverpool.

Temas