Ideal

fútbol internacional

El enésimo golpe de autoridad del Chelsea en la Premier League

Los jugadores del Chelsea celebran uno de los goles.
Los jugadores del Chelsea celebran uno de los goles. / Efe
  • Los pupilos de Conte pasaron por encima del Arsenal por 3-1 y dejan a 12 puntos a un rival directo

La Premier League tiene cada vez más color 'blue'. El Chelsea continuó este sábado en Stamford Bridge su particular desfile militar en un campeonato que tiene visos de acabarse muy temprano. Como si todo estuviera programado y orquestado y sin demasiados sobresaltos, los pupilos de Antonio Conte resolvieron por la vía rápida frente al Arsenal de Arsene Wenger por 3-1 en un partido clave para la manada de rivales que pretenden alcanzar una cabeza que está cada vez más lejos. Los goles de Marcos Alonso, Hazard y Cesc Fàbregas dejan el título al alcance de la mano. Ya lo dijo Pep Guardiola: «La Premier sólo puede perderla el Chelsea».

      No se lo terminó de creer el Arsenal. El conjunto de Wenger tenía ante sí una oportunidad de oro. Si ganaba en Stamford Bridge se ponía a seis puntos del Chelsea y abría un resquicio para todos, para los dos Manchester, para el Tottenham, para el Liverpool y, por qué no, para los propios 'gunners', pero no se lo creyeron. No se lo creyeron porque el Chelsea es un bloque sin despistes. Aquello que está lastrando a todos sus rivales es su principal fortaleza, no tiene fisuras y es siempre el mismo equipo, sin bajones y sin grandes alardes. Siempre notable.

      Frente al Arsenal lo volvió a hacer. Se adelantó en el marcador muy temprano gracias a un Marcos Alonso venido a más en la últimas jornadas y mandó el partido a la nevera. Como si el guión ya estuviera escrito, los de Wenger se mostraron inoperantes. El partido entró en el 'Triángulo de la Bermudas' que es N'Golo Kanté. Todos los balones fueron a parar al excentrocampista del Leicester y poco a poco el partido se fue apagando hasta quedar servido para los de Conte. En la segunda mitad Hazard primero, con un a arrancada individual que comenzó en el centro del campo, y Cesc Fàbregas después, tras un regalo de Petr Cech, dejaron el partido listo para sentencia.

      Aún hubo tiempo para que Giroud recortara distancias y evitara que el Chelsea le devolviera al Arsenal el 3-0 de la ida. Era demasiado tarde. El equipo de Conte había dejado la Premier League teñida de claro color azul. Los números son demoledores desde aquella derrota en el Emirates. Una vuelta después los 'blues' han sumado 52 de los últimos 57 puntos y han conseguido que los rivales, como el caso de Pep Guardiola, den la Premier prácticamente por perdida. El Chelsea acaricia el título a principios de febrero.

Temas