Ideal

análisis

Pedro se hace fuerte en Stamford Bridge

Pedro celebra uno de sus goles.
Pedro celebra uno de sus goles. / Afp
  • El tinerfeño ha participado en 13 goles esta temporada, todos en casa

Pedro Rodríguez ha encontrado su hábitat en el 103x67 de Stamford Bridge. El exfutbolista del Barcelona fue decisivo una vez más para el Chelsea en la cómoda victoria de los de Conte 4-1 frente al Peterborough en la FA Cup con un doblete y una asistencia y ha participado ya en 13 dianas en lo que va de temporada, eso sí, todas en casa.

Curioso caso el de Pedro Rodríguez en el Chelsea. Tras una temporada de adaptación a la Premier League en la que no terminó de adaptarse al esquema de José Mourinho primero y Guus Hiddink después, el tinerfeño ha explotado de la mano de Antonio Conte. Su incidencia en el equipo es cada vez mayor y es una de las piezas que más ha crecido desde la llegada del italiano, pero su rendimiento está siendo muy diferente cuando juega en casa de cuando lo hace lejos de Stamford Bridge.

Sus números en casa son los que mejor se asemejan al nivel que está dando el internacional con la selección española en lo que va de curso. Pedro Rodríguez es un futbolista renovado. Con Conte está volviendo a ser el futbolista determinante que fue en el Barcelona y en 'La Roja' y es parte importante en un Chelsea casi imbatible en la Premier League. Su rol con el técnico italiano es doble. Es un jugador que aporta, y mucho en un equipo vertiginoso al contragolpe junto a los Diego Costa, Hazard y compañía, pero es, además, uno de los encargados de la presión asfixiante que realiza el equipo, un trabajo que tiene encandilado a un técnico tan exigente con es el ex de la Juventus. "Pedro ha jugado muchos partidos y está haciéndolo realmente bien. Está teniendo una temporada fantástica", relató Conte la pasada jornada de Premier League.

Las cifras de Pedro este curso contrastan con las que sumó el pasado año. A estas alturas apenas había marcado dos goles y había repartido tres asistencias. Por aquel entonces el Chelsea coqueteaba con el descenso y José Mourinho acababa de perder el puesto. La vida ha cambiado en apenas 365 días para los 'blues' y para un Pedro Rodríguez que ha explotado en Inglaterra... al menos en Stamford Bridge.