Ideal

Fútbol | Athletic

Fallece Uriarte, delantero internacional del Athletic en los 60-70

Uriarte, durante un sesión de fotos con EL CORREO en 2011.
Uriarte, durante un sesión de fotos con EL CORREO en 2011. / L.A. Gómez
  • El mítico interior rojiblanco y 'pichichi' de la Liga en 1968 disputó un total de 394 partidos oficiales con la camiseta del Athletic

El Athletic perdió anoche a una de sus leyendas. Fidel Uriarte Macho (Sestao, 1945) falleció tras una larga enfermedad. Uno de los grandes, un símbolo del club rojiblanco, un león que levantó las pasiones de la grada de San Mamés con sus testarazos. Un futbolista total tejido por un físico portentoso y un extraordinario instinto goleador.

Uriarte disputó un total de 394 partidos oficiales con la camiseta del Athletic repartidos en doce temporadas, firmando 120 goles. Ganó dos Copas y se proclamó 'pichichi' de la Liga en 1968 con 22 goles en 24 partidos. Era el '8' del mítico once rojiblanco formado por Iribar, Saéz, Etxeberria, Aranguren, Igartua, Larrauri, Argoitia, Uriarte, Arieta, Clemente y Rojo.

El interior sestaoarra apareció en el gran fútbol de un modo llamativo. Aún estaba en edad juvenil cuando el club decidió elevarle, junto a Aranguren, a la plantilla profesional, con la temporada 1962-63 en marcha. Por entonces, subir a un juvenil al primer equipo exigía dos condiciones: que hubiera sido al menos diez veces internacional juvenil y que pasara examen médico en la Federación, para acreditar que reunía condiciones físicas. Aranguren y Uriarte lo pasaron la tercera semana de septiembre de 1962 y fueron declarados aptos. Esa misma semana, el domingo 22, Uriarte debutó en Málaga, el mismo día, por cierto, que lo hizo Iríbar, por lesión de Carmelo.

El repoker de Uriarte

Hasta que Aritz Aduriz firmó cinco goles en San Mamés ante el Genk el pasado 3 de noviembre en el partido de Liga Europa, Uriarte era el último futbolista rojiblanco en conseguir tal gesta. Fue hace casi medio siglo, un 31 de diciembre de 1967, en una tarde para el recuerdo en la que el Betis salió aplastado de Bilbao con un apabullante 8-0 a sus espaldas. El mítico interior le hizo un repoker al guardameta Villanova en lo que EL CORREO calificó como un «huracán» de juego arrollador, «avasallador», «incontenible», que había alcanzado un enorme grado de «perfeccionamiento futbolístico», según la crónica que firmaba Alfredo Freije.

Corría el minuto 11, tres después de que Aranguren abriera el marcador, cuando Uriarte anotó el primero de un soberbio cabezazo tras un golpe franco botado con su habitual maestría por Koldo Aguirre. También fue obra suya el cuarto, al borde del descanso, en otro remate de cabeza a centro de Argoitia. En el 49, y también con la testa, hizo el tercero de su cuenta a pase de Aguirre. Con la cabeza hizo el cuarto, en este caso tras una «habilísima jugada» de Txetxu Rojo, según reza la crónica. El quinto lo materializó en el minuto 82 desde el punto de penalti tras una falta que cometió sobre él mismo el defensa Tellechea.

Internacional en nueve ocasiones con la selección absoluta española, Fidel Uriarte concluyó su carrera en La Catedral al final de la temporada 1973-74, con 29 años. El Athletic le dio la baja y fichó por el Málaga. Allí permaneció tres años. El último lo jugó de líbero, dando salida al juego, y disfrutó otra forma de sentir el fútbol. La leyenda rojiblanca residía en Castro Urdiales, donde llegó a ser concejal.