Ideal

balonmano

El Vícar Goya quiere olvidar una difícil semana ganando al Universidad de Granada

El Vícar Goya quiere olvidar una difícil semana ganando al Universidad de Granada
  • Las almerienses cuentan con importantes bajas para el choque de mañana

No ha sido fácil la semana a la que ha tenido que hacer frente el Vícar Goya. Las almerienses, han tenido que sobreponerse al mal trago vivido la pasada jornada en Bolaños, donde iban ganando por 7-12 al descanso y perdieron 19-14 al hacer solamente dos tantos debido a las inexplicables decisiones arbitrales que las lastraron enormemente y que provocaron que las de Agustín Collado terminaran desoladas e impotentes en un partido que parecían tener dominado. En el club se están tomando medidas para intentar que se sancionen a los colegiados de ese encuentro, pero siempre desde el cuerpo técnico y la directiva. Las jugadores se han mantenido al margen. O eso se ha intentado. Es difícil, en algo así, que el vestuario esté ajeno a todo. Quizás, el mejor remedio para olvidar un encuentro sea jugar otro. Es, exactamente, lo que van a hacer mañana las jugadoras almerienses.

«No estoy preocupado por el aspecto anímico porque este episodio nos ha unido más». Agustín Collado, entrenador, no tendrá que preocuparse por el factor mental de un grupo que es consciente de que no puede volver a permitirse ningún fallo en lo que resta de temporada si quiere disputar la fase de ascenso a la División de Honor femenina. La primera prueba llega hoy ante el Universidad de Granada, equipo de la zona baja de la tabla ante el que las vicarias jugarán a partir de las 17 horas en el pabellón Moisés Ruiz. Regresan, por tanto, a la capital.

El Universidad de Granada es cuarto por la cola y sigue tratando de evitar el descenso, aunque no parece que las de la ciudad de la Alhambra vayan a pasar apuros para mantener la categoría. La urgencia que tiene el Vícar Goya y su condición de local convierten a las almerienses en favoritas de cara a este choque con sabor andaluz, pero Agustín Collado no quiere ver confianza en su equipo. Está prohibido fallar y para ello habrá que darlo todo desde el principio hasta el final.

«El Universidad de Granada es un equipo que va en progresión y que cuenta con jugadoras muy jóvenes que tienen mucho margen de mejora», explicó Agustín Collado en las horas previas al encuentro. «Tendremos que estar atentas a su primera línea, ya que cuentan con buenas lanzadoras en los laterales, una característica bastante peculiar que tienen pocos conjuntos de esta categoría», añadió.