Ideal

Guerrero, durante un encuentro.
Guerrero, durante un encuentro. / IDEAL

TENIS

Eva Guerrero, ante su gran año

  • La almeriense es la mejor júnior de España y ocupa la decimoctava posición absoluta a nivel nacional, buscando escalar en el ranking WTA en este curso

  • La tenista pasa este curso a ser sénior

Empezó el año como décimo octava en el ranking absoluto nacional que encabeza Garbiñe Muguruza, es la mejor tenista española del momento en edad júnior y una de las treinta mejores del mundo en esta categoría, además de seguir escalando en el ranking WTA absoluto. Eva Guerrero, que en este 2017 alcanzará la mayoría de edad, está llamada a ser una de las referencias del tenis femenino español en los próximos años, quizás junto a la propia Muguruza u otras como Sara Sorribes o, incluso, por qué no, otras dos almerienses como Paola Expósito o Silvia Vargas.

Eva Guerrero se encuentra ya preparando la temporada que para ella arrancará el próximo 20 de febrero en el ITF Women Palmanova I que se disputará sobre la arcilla de la mallorquina academia de tenis de Guillermo Vilas en Palmanova, después de un 2016 en el que saboreó sus dos primeros títulos profesionales en la localidad belga de Knokke y en Valladolid, lo que le valió para escalar casi 400 posiciones en el ranking WTA, pero un año también en el que las lesiones le hicieron mella y le obligaron, prácticamente, a empezar desde cero.

«Al final fue un buen año», comenta Eva, «aunque lo pasé bastante mal porque tuve un par de lesiones bastante largas y solo pude jugar media temporada. Lo que pude hacer lo saqué bastante bien», asegura. No es para menos, y es que la almeriense pudo ganar sus dos primeros torneos profesionales. Ahora, 2017 es «un año bastante importante para mi carrera porque es mi último año de júnior y en él mi calendario va a girar en torno a torneos profesionales junto a ITF júniors, centrándose, sobre todo, en los primeros».

Muchos retos

«Mi objetivo este año es jugar todos los Grand Slam júniors, hacer un buen resultado y conseguir un buen ranking WTA», apunta Eva Guerrero, que afirma estar contenta con su clasificación actual y para quien «sí me gustaría entrar en el top ten mundial júnior, aunque no es tan importante y sí lo es seguir progresando en el ranking absoluto, donde me encantaría llegar al 300», algo que llegará si continúa con esta espectacular progresión que está llevando en estas últimas temporadas en edad júnior.

La pretemporada, para Eva está siendo «bastante dura, ya que 2016 fue el año más difícil porque tuve que empezar de nuevo todo físicamente, algo que al principio me ha costado bastante, pero que ya va muy bien. Me estoy esforzando mucho y están saliendo las cosas como las esperaba». El trabajo que está llevando a cabo ahora la almeriense junto a sus preparadores se antoja fundamental para que la temporada se inicie con buen pie, y es que la intensidad que caracteriza cada torneo hace que los aspectos físico, anímico y técnico tengan que estar trabajados a la perfección.

Temas