Ideal

UNICAJA ALMERÍA

Mr. Hyde, la versión local del Barça

Piero Molducci analiza el rendimiento de un FC Barcelona que dista mucho en casa de ser el 'pobre' equipo que visitó el Moisés Ruiz.
Piero Molducci analiza el rendimiento de un FC Barcelona que dista mucho en casa de ser el 'pobre' equipo que visitó el Moisés Ruiz. / J. J. A.
  • Molducci se sabe 'de pe a pa' al conjunto culé y en su análisis advierte de que es un muy buen equipo

Es evidente que no se trata del mismo equipo que visitó el Moisés Ruiz como el segundo visitante de la presente temporada. Sus jugadores son los mismos, pero el FC Barcelona ha evolucionado, que además en su casa sufre una transformación. La calidad la tiene siempre, está claro, pero sus resultados hablan de que en propio feudo hace sufrir a todos los que pasan por allí. Ca'n Ventura, sin ir más lejos, se dejó la segunda plaza en el peor momento, en las fechas en las que se llevaba a cabo el corte para la fase final de la Copa del Rey, cayendo por 3-1 y teniendo así que pasar por cuartos de final del citado trofeo que se resolverá del 24 al 26 del presente mes de febrero en Leganés.

Piero Molducci no se deja nada en el tintero y su estudio del rival es pormenorizado para concluir con que «es un buen equipo que normalmente en casa juega muchísimo mejor». Como prueba su rendimiento en Almería, pésimo, y en casa frente a Ca'n Ventura, al que consiguió derrotar.

Experiencia y saber estar

El Doctor Jekyll se convierte en Mr. Hyde tirando de experiencia y saber estar sobre la cancha de juego. Así, el entrenador de Unicaja Almería pasa de lo general a lo particular, hombre por hombre. «Tiene un colocador experto que ha jugado en Teruel, tiene también dos centrales con un buen bloqueo -Ivan Vlasev y Jordi Marcé-, un cuatro, Ángel Galindo, que es el alma de este equipo, y un opuesto que jugaba el año pasado en Madrid -Blagovest Petrov-, además de un líbero, Aarón Gámiz, que es un buen líbero». El repaso del técnico italiano a las piezas que sobre el parqué mueve David Lorente es pormenorizado y por ello no duda en repetir lo que quiere que todo el mundo tenga claro. «Es un buen equipo», anunció.

Después de la primera salida de Unicaja Almería este 2017 a Palma llega otra muy complicada, pero será la tónica general en la segunda vuelta de la fase regular. «El calendario nos dice que tenemos partidos fuertes fuera, diferente a la primera vuelta, que los tuvimos aquí, así que nos queda Barcelona, Ibiza, Teruel. pero bueno, hay que jugar dos veces y no se puede elegir ni cuándo ni cómo, así que lo importante es jugar bien». Al menos, en comparación con la visita a Ca'n Ventura, el previo está siendo mejor. «Esta semana estamos entrenando bastante bien, hemos recuperado a Mario Ferrera, a Israel Rodríguez todavía no, y vamos a ver cómo jugamos contra el FC Barcelona». Se muestra satisfecho con el trabajo de sus hombres.

Molducci es muy poco amigo de buscar excusas, así que minimiza al máximo el hecho de jugar en domingo y por la mañana. «No es la primera vez que pasa y este año ya lo hemos hecho en Canarias sin que sea un problema; no pasa nada, se planifica todo, entrenamos el sábado por la tarde en el campo donde se juega y no el domingo por la mañana, que toca partido».

En esa línea se mueve respecto a jugar varios encuentros en días consecutivos, ya en referencia a la Copa del Rey. «En el voleibol no pasa como en el fútbol, un partido no te cansa mucho, y de hecho cuando se juegan los Juegos Olímpicos o el Campeonato del Mundo se juega uno al día, así que no es un problema grave».

Solamente puede ocasionar un serio contratiempo en un caso. «Depende si tienes jugadores con problemas físicos, de hombro o de espalda, ya que entonces sí es un problema jugar seguido, y no si juegas una vez a la semana, con recuperación y descanso».

Sin preocupaciones

Unicaja Almería cogerá a uno de los dos equipos de cuartos de final de la competición copera, que habrá disputado su partido el día de antes. «Soria contra Palma, es mucho más favorito Palma, pero Soria es complicado y siempre puede sacar algo; no se sabe», manifestaba Piero Molducci. Tampoco le preocupa demasiado, porque «la Copa del Rey se piensa cuando se va a la Copa, antes no se puede pensar». Lo que corresponde ahora es «pensar en este partido». Por orden, claro. «Miro Barcelona, después Cáceres e Ibiza», reconocía.

Lo que sí es cierto es que el trabajo paralelo de preparación física sí ha cambiado por la cercanía de fechas del torneo copero, en el que los ahorradores defienden el título conquistado el pasado año en Cáceres. «Ahora estamos entrenando la parte física de una manera diferente, pero es algo que se repite; se juegan dos partidos en dos días y la preparación física tiene que ir acorde a ello, y estamos trabajando de esta manera, como hicimos el año pasado». Se ha hecho esta semana y se repetirá la que viene, dejando recuperación para sus hombres la siguiente, previa a la visita a Ushuaïa Ibiza, un equipo que le gusta mucho. «Es bueno y lo conozco muy bien porque he entrenado al colocador -Ignacio Sánchez-, a Raúl Muñoz y a Héctor Salerno; siempre es un campo complicado y este año más».

Son visibles las diferencias entre las dos versiones de los pitiusos. «No es como el pasado, ahora es más regular, gana muchos partidos por 3-0 y cuando eso pasa es porque tienes alma como equipo. El año pasado perdía partidos y sets pese a ser un gran equipo, así que este año es diferente», analizaba el técnico italiano. Ese choque podría reeditarse en una hipotética final de la Copa del Rey una semana después. Ni lo piensa, más centrado en elegir a su equipo sobre la pista. «Tenemos tres centrales que pueden jugar los tres, no tengo un segundo opuesto y ahora con Israel fuera no tengo grandes soluciones». A los jóvenes los sigue muy de cerca, y no se perdió detalle del circuito especial del martes dirigido por Enrique de Haro en esa puesta a punto que se lleva a cabo.