Ideal

Andrea Piñero, en un encuentro.
Andrea Piñero, en un encuentro. / IDEAL

BALONMANO

El Vícar Goya tiene prohibido volver a fallar

  • Las almerienses se miden hoy a las 18 horas al UCAM

  • El conjunto andaluz llega a la cita de esta tarde en La Gangosa tras haber caído derrotado en su última jornada liguera ante un Adesal de Córdoba que va líder

Lo bueno y lo malo de una temporada tan larga y repartida en el calendario como la División de Honor Plata es que los partidos no paran. Esto hace que las victorias apenas puedan subir a la cabeza y las derrotas sean olvidadas con relativa facilidad, algo que agradecerá este fin de semana el Vícar Goya. Las almerienses cayeron en la pasada jornada ante el Adesal de Córdoba en un encuentro muy igualado y entretenido que terminó decantándose a favor del líder de la categoría tras una serie de decisiones arbitrales, sobre todo en los primeros compases, que terminaron por lastrar a las de Agustín Collado.

Aunque las sensaciones que dejó el tropiezo no fueron malas, el equipo vicario quiere desquitarse esta tarde imponiéndose a un rival al que conoce muy bien y al que no le están saliendo las cosas esta temporada, el UCAM Murcia, penúltimo clasificado. Las visitantes llegan sin una de sus jugadoras más destacadas, Clara Alfaro, ex del Vícar Goya, que sufre una lesión de gravedad que la va a alejar de las pistas, prácticamente, en lo que resta de temporada. Esto, sumado a la presión de evitar el descenso que tienen las murcianas, hace que el cuadro andaluz sea claro favorito para imponerse en este choque que tendrá lugar a partir de las 18 horas en el pabellón de La Gangosa.

Hablando de ausencias, Agustín Collado, técnico vicario, no podrá contar con Carmen Fernández 'Koki', que cayó lesionada en Córdoba tras recibir un fuerte impacto contra el suelo que desembocó en una rectificación cervical. La evolución de la roquetera está siendo buena, pero tendrá que permanecer unos días más recuperándose antes de poder estar de nuevo disponible para su entrenador.

Recuperadas

Aunque la derrota en Córdoba molestó a un vestuario que tenía muchas esperanzas puestas en dar un golpe sobre la mesa ante el líder, el Vícar Goya ha trabajado durante toda la semana con el UCAM en mente, dejando atrás todas las lamentaciones que tuvieran que ver con el pasado fin de semana.

Rocío Yélamos, jugadora vicaria, reconoció que «terminamos el partido ante el Adesal un poco tocadas anímicamente, algo que se notó en el viaje de vuelta a casa, pero sabíamos que nos enfrentábamos a un partido muy complicado porque jugábamos ante el líder en su propia cancha, así que la derrota era una posibilidad. No obstante, durante la semana pusimos la mente de lleno en el partido ante el UCAM para olvidar cuanto antes este tropiezo, y tenemos muchas ganas de que llegue ya este encuentro».

El Vícar Goya no puede permitirse un nuevo tropiezo si no quiere ver cómo sus rivales más directos, esos que ocupan posiciones de ascenso en la actualidad, siguen distanciándose. Rocío Yélamos explicó que «estamos a seis puntos del Adesal y a cuatro del Lanzarote Puerto del Carmen, pero tenemos un partido menos. Queda mucha liga para ir remontando y, como digo, ese partido aplazado es una baza para nosotras porque, si conseguimos vencer, nos acercaremos al resto de rivales». La jugadora roquetera hizo así referencia al choque que todavía tiene que medir a su equipo con el Ikersa Urci Almería y que no pudo disputarse en su día debido a las goteras del Moisés Ruiz.

Partido duro

El conjunto vicario ha trabajado durante la semana con la mente puesta en ese partido de ida en el que el UCAM Murcia lo puso en algún aprieto, aunque se saldó con un triunfo almeriense. Rocío Yélamos advirtió de que «en la primera vuelta fue un partido en el que ganamos de cuatro goles, pero que se complicó en algún momento, por lo que somos conscientes de que debemos estar muy atentas durante los 60 minutos. Esta semana hemos trabajado bien para volver a la senda del triunfo y estoy segura de que podemos conseguirlo».

El cuerpo técnico del Vícar Goya sigue haciendo hincapié en algunos de los aspectos en los que continúa fallando el equipo, como esa falta de concentración que, en ocasiones, acusa en los primeros minutos de los partidos. Rocío Yélamos reconoció que «últimamente nos está costando entrar a algunos partidos y es algo que estamos intentando corregir, porque sabemos que, desde el principio, tenemos que salir enchufadas. Es un aspecto fundamental para lograr sacar los puntos en una categoría tan competitiva como es esta». El último trapiés en Córdoba no sólo ha dejado a las almerienses a cuatro puntos del ascenso en el Grupo D de División de Honor Plata, sino que ha hecho que el BM Bolaños, cuarto clasificado, las haya alcanzado en la tabla con 22 puntos.

Por eso, se antoja fundamental que las de Agustín Collado sean capaces de sacar adelante un partido que podría ser considerado como trampa, y es que el UCAM Murcia es un equipo potente que, a priori, no tenía como objetivo luchar por evitar el descenso. Que el Vícar Goya sea capaz de imponer su ritmo desde el principio, con una buena defensa y ataques certeros, será importante para que los puntos se queden en La Gangosa.

Se espera que haya un buen ambiente en el pabellón vicario, y es que la afición es necesaria para que esta segunda vuelta del equipo local sea lo suficientemente productiva como para alcanzar las posiciones de ascenso, un objetivo que no quieren convertir en obligación dentro del vestuario andaluz, mentalizado en el partido a partido, pero que quieren conseguir para volver a soñar con la División de Honor. A nadie le amarga un dulce.