Ideal

Ramón Sedeño, posando con los tres títulos conseguidos durante una temporada para el recuerdo.
Ramón Sedeño, posando con los tres títulos conseguidos durante una temporada para el recuerdo.

UNICAJA ALMERÍA

Sedeño brinda por un 2016 maravilloso

  • El presidente de Unicaja Almería reclama más apoyos para que el club siga reinando en el voleibol

Se agota el 2016 y desde las más altas instancias de Unicaja Almería se hace un balance muy positivo de un año que ha dejado títulos para la entidad y la confirmación de que sigue reinando sin discusión en el voleibol español. Ramón Sedeño señaló que «efectivamente 2016 ha sido un año maravilloso en el que se ha cumplido algo que era un deseo histórico pero muy difícil de lograr, como es ganar los tres títulos en los que se ha competido, la Supercopa de España, séptima, la Copa del Rey, décima, y la Superliga Masculina de Voleibol, undécima». Unos logros que a principio de temporada parecían complicados y que el mandatario reconoció que «ahora podría decir que sí a toro pasado, pero era un sueño que nos movió, solo eso, y resultó realmente complicado de hacerlo realidad a excepción de la Copa del Rey, que se ganó con autoridad en Cáceres. Sin embargo, tanto la Supercopa como la Superliga supusieron duras batallas. La Supercopa se ganó en el tie-break tras ir 0-2 perdiendo, y la Superliga la tuvimos perdida en el cuarto set del cuarto partido en Los Planos y remontamos. Jamás pensé que podría ocurrir, pero en el quinto partido el equipo jugó a un nivel por encima de Teruel y el resultado no daba la imagen de lo difícil que había sido vencer a un rival tan bueno».

Una gran afición

Para conseguir el triplete, tanto la junta directiva como cuerpo técnico y jugadores entienden que la afición jugó un papel fundamental, dando ese aliento necesario en los momentos más complicados de la pasada temporada. Sedeño apuntó que «los éxitos de la temporada se han debido precisamente al apoyo que cada día recibimos de la afición, y la muestra de ello, de la aportación de los cuidamos a los éxitos, se define en el quinto partido de la final de la Superliga, en el que si no hubiese sido por el empuje entusiasta del público, difícilmente habríamos logrado el undécimo título».

El gran objetivo que tiene ahora el club ahorrador es 'no dormirse en los laureles' habida cuenta de que lo ha ganado todo en España y, de momento, las puertas de Europa siguen entreabiertas.

«Lo tópico es que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, pero además es una pura realidad y esperemos que este año se cumplan los objetivos que nos hemos propuesto, que son los de jugar las finales tanto de Copa como de Superliga. A ello lógicamente cabe añadir que el nuevo objetivo que debemos de marcarnos, pero que no está en nuestra mano, es el de volver a competir en Europa. Repito que no está en nuestra mano, sino que necesitamos el apoyo de las empresas comprometidas con Almería, que nos ayuden a llevar el nombre de Almería por toda Europa, y algo importantísimo como es el apoyo de las instituciones públicas, a las que pido que como mínimo tengan equidad a la hora de plantearse colaborar con nosotros. En Unicaja esperan que estos resultados y la inmaculada trayectoria que está siguiendo el equipo sirva para que haya una reacción y es que, como destacó Sedeño, visto desde la perspectiva de este club «pedimos recibir de las instituciones proporcionalmente una parte de lo que este club aporta a esta sociedad. Desde luego que no se corresponde, y en algunos casos hasta podríamos decir que el trato que recibimos socava la dignidad del club».

Más allá de esos títulos, el club tiene claro que «el objetivo de siempre ha sido servir de estímulo para que los niños practiquen deporte en general y voleibol en particular, y de hecho desde hace más de 20 años mantenemos dos programas específicos para ello. Se trata de 'El deporte es vida' y de 'Hoy juegas con Unicaja'. Miles y miles de almerienses se han iniciado en el deporte gracias a ellos, pero estos programas también quieren ser instrumentos en la labor educativa de padres y maestros, inculcando tanto hábitos saludables en su vida diaria como una alimentación equilibrada, todo para hacerlos mejores personas». Son ya tres décadas al máximo nivel que «para una persona son estar todavía en la edad joven, pero si lo miras desde la perspectiva de un club deportivo, en Almería es ser de los más ancianos de la familia. Desde luego que 30 años son muy difíciles de cumplir en este deporte, y la muestra es que muy pocos sobrevivimos en él».

Sedeño entiende que «nuestra longeva vida se debe a que tenemos una vitamina que nos rejuvenece año tras año y que nos fortalece y nos sigue manteniendo jóvenes. Esa vitamina se llama Unicaja, que a lo largo de estos 30 años de historia, con éxitos o sin ellos, ha seguido apostando por Almería y depositando su confianza en nosotros. Esto nos obliga a un compromiso de lealtad con la Fundación Bancaria Unicaja y con Unicaja Banco, para intentar devolverle una parte de lo mucho que en 30 años nos ha dado, demostrándole así nuestro agradecimiento». Los éxitos deportivos no paran de llegar, pero el dirigente deportivo recuerda que «está claro que no solo hay éxitos deportivos, sino que me gustaría resaltar que para nosotros los más importantes son los éxitos de público que estamos consiguiendo en los últimos tiempos. El año pasado fue grande en crecimiento, de volver la afición a apostar por el club, cifras de asistencia que en esta temporada siguen 'in crescendo'. Esto viene a demostrar que la hinchada solo estaba dormida y que esta volviendo a despertar con más ímpetu si cabe». Entre los momentos más emotivos del 2016, el presidente destaca el reencuentro del club y la afición con Alexis Valido en su merecido homenaje.