Ideal

giro

Quintana ve «difícil» mantener el liderato en la contrarreloj

Quintana ve «difícil» mantener el liderato en la contrarreloj
  • «No me atrevería a decir con cuantos minutos o segundos de pérdida estaría satisfecho, endremos que esperarpara resolver esa intriga», dice el colombiano.

Nairo Quintana, líder de la clasificación general del Giro de Italia desde su victoria en la 9ª etapa el domingo, afirmó este lunes que ve «difícil» poder mantener la primera posición el martes en la contrarreloj en la región de Umbria. El ciclista colombiano afronta esa 10ª etapa y el recorrido cronometrado de 39,8 kilómetros con 28 segundos de ventaja en la general sobre el segundo, el francés Thibaut Pinot, y con 30 segundos de margen sobre el tercero, el holandés Tom Dumoulin. «Por naturaleza física, debería ceder algo de tiempo mañana. Hablamos de un Dumoulin especialista o del mismo Pinot, que es muy fuerte contra el crono. Seguramente van a hacer mejor etapa que yo, aunque espero no perder demasiado tiempo respecto a ellos y esperar a que llegue mi terreno», afirmó en la segunda jornada de descanso en este Giro, en alusión a su fuerza en la montaña.

«Me gustaría conservar la maglia rosa, pero sabemos que será difícil. No me atrevería a decir con cuántos minutos o segundos de pérdida estaría satisfecho. Tendremos que esperar a mañana para resolver esa intriga», afirmó el corredor del Movistar.

Quintana adoptó una posición de cautela en este día de pausa en Foligno, sin querer adelantar cuál será su estrategia después de la crono, cuando el Giro entrará en su fase decisiva. «Vamos a ver cómo salen las cosas (en la contrarreloj) y en función de cómo salgamos mañana buscaremos puntos favorables en las próximas jornadas, para intentar imponernos a nuestros rivales. No puedo comentar nuestra estrategia a partir de la crono, pues los rivales nos la pueden escuchar, pero sí tengo claro que debemos buscar el terreno que nos conviene y seguir trabajando como lo venimos haciendo todos estos días», afirmó.

Aviso sobre Nibali

Quintana ve «difícil» mantener el liderato en la contrarreloj

Junto a Pinot y Dumoulin, Quintana recordó que el italiano Vincenzo Nibali, quinto en la general a 1 minuto y 10 segundos, también es un rival a tener muy en cuenta. «A Nibali no lo podemos descuidar nunca, es un corredor muy luchador, que en cualquier momento se puede mover y tenemos que estar atentos. Además, ayer realmente no perdió tanto tiempo. Por otro lado está Pinot, que es fuerte en subida y también contra el crono, como siempre he dicho, y Dumoulin, que la verdad que ayer hizo una excelente subida. No es que sorprendiera, porque ya ha rendido a gran nivel en montaña en situaciones anteriores, pero sí lo hizo mejor de lo que pensaba. Subió a ritmo y lo hizo realmente bien», analizó.

Quintana envió también un mensaje de total confianza en su equipo. «Por fortuna, está yendo todo bien desde el inicio del año, el equipo aquí en el Giro también está haciendo un trabajo excelente y eso a uno le llena de orgullo», aplaudió. El corredor de Movistar, que el pasado año ganó la Vuelta a España, ya sabe lo que es conquistar el Giro de Italia, un logro que consiguió en la edición de 2014. El Tour de Francia es su gran asignatura pendiente, después de haber subido tres veces al podio, pero nunca a lo más alto (segundo en 2013 y 2015, tercero en 2016).

Citas clave para Quintana

- Martes: 10ª etapa Foligno - Montefalco, contrarreloj individual (39,8 km):

La primera de las dos 'cronos' del Giro se disputa en las rutas onduladas de la zona de Umbria y finaliza con una subida escalonada hacia Montefalco, excelente ventana a los viñedos de Sagrantino. Hay diferentes opiniones sobre la importancia de las diferencias que se establecerán. "Por naturaleza física, debería ceder algo de tiempo mañana", señaló Quintana. "Me gustaría conservar la maglia rosa, pero sabemos que será difícil. No me atrevería a decir con cuántos minutos o segundos de pérdida estaría satisfecho", añadió.

- Miércoles: 11ª etapa Florencia - Bagno di Romagna (161 km):

La jornada en las montañas de Los Apeninos es de temer para la mayor parte de los equipos. Después de la salida delante del museo dedicado a Gino Bartali, triple vencedor del Giro, el recorrido accidentado es ideal para los ataques y el equipo del líder de la carrera tendrá que trabajar duro en las carreteras de la Toscana y de la Romaña. La etapa contará con cuatro subidas, la última a 25 kilómetros de la meta. A Bartali le hubiera gustado.

- Sábado: 14ª etapa Castellania - Oropa (131 km):

Del pueblo del 'campionissimo' Fausto Coppi al santuario que vio la remontada triunfal de Marco Pantani en 1999, seis días antes de su expulsión por unos parámetros sanguíneos fuera de lo normal. La 100ª edición de la carrera continúa su homenaje a las leyendas de la prueba. La etapa, llana, termina por encima de Biella, con un ascenso a Oropa, 11,8 kilometros al 6,2%.

- Domingo: 15ª etapa Valdengo - Bérgamo (199 km):

El final es una copia fiel de varias ediciones recientes de la Vuelta a Lombardía, con la rampa de adoquines subiendo hacia la ciudad en alto de Bérgamo. Luego un rápido descenso hacia la meta. Una escapada es la opción más factible en esta jornada, que tiene dos puertos en los últimos 40 kilómetros para acabar la semana.