Ideal

séptima etapa

Caleb Ewan gana la séptima etapa del Giro

Caleb Ewan (c) del Orica Team se impone en el esprint al colombiano Fernando Gaviria (d) del Qiuick-Step Floors y al irlandés Sam Bennett  EFE
Caleb Ewan (c) del Orica Team se impone en el esprint al colombiano Fernando Gaviria (d) del Qiuick-Step Floors y al irlandés Sam Bennett EFE
  • Llegada al sprint en la que se impuso a Fernando Gaviria y Sam Bennet en la llegada a Alberobello

El australiano Caleb Ewan (Orica) derrotó este viernes en un poderoso esprint al colombiano Fernando Gaviria, para lograr la séptima etapa del Giro de Italia, un recorrido de 224 kilómetros entre Castrovillari y Alberobello. Conservó la 'maglia' rosa de líder el luxemburgués del Quick Step Bob Jungels, que se hizo con el primer puesto el martes en la cuarta etapa.

Ewan se impuso por media rueda a Gaviria, la sensación de esta primera semana de carrera con dos triunfos parciales, y al irlandés Sam Bennett. El veterano André Greipel, de 34 años, fue de nuevo cuarto. "Fue difícil al principio de este Giro. Estuve cerca (de ganar) y los chicos trabajaron muy duro. Estoy contento de haber ganado al fin", señaló Ewan.

"Fue un esprint muy disputado. Tuve que trabajar un poco a falta de tres kilómetros y llegué algo cansado, pero Luka (Mezgec) hizo una gran labor, por lo que salió perfecto", añadió. El australiano, conocido como 'The Pocket Rocket' (la roca de bolsillo) por sus medidas, 1,65 m y 61 kg, tiene 22 años, como Gaviria, líderes de la nueva gran generación de la velocidad en el pelotón mundial.

'El vencedor siempre lo merece'

En las calles blancas de Alberobello, patrimonio mundial de la Unesco, el australiano explosivo negoció a la perfección la última curva para salir en cabeza en la recta. Ni Bennett, por el exterior, ni Gaviria, por el otro lado, pudieron remontar. Ganó por primera vez en el Giro, en el que es su segundo triunfo de la temporada. Además logró una etapa de la Vuelta a España en 2015.

"Cometimos un error al final. Felicidades a Ewan y a su equipo, el vencedor siempre lo merece", dijo Gaviria, ganador en Cagliari el domingo y en Messina el miércoles. Ewan, que logró la 30ª victoria australiana en el Giro, tiene raíces asiáticas. Sus abuelos maternos son coreanos que emigraron a Australia a finales de los años 70.

La escapada del día la lanzaron el ruso Dmitry Kozonchuk y el italiano Giuseppe Fonzi, representantes de dos equipos de segunda división. El dúo fue alcanzado cuando quedaban 20 kilómetros, después de una fuga de 204 kilómetros. En la clasificación general la etapa fue de transición, sin cambios, con los favoritos vigilándose de cerca.

"Había que prestar atención", dijo el líder Jungels. El sábado, la octava etapa tendrá un recorrido de 189 kilómetros entre Molfetta y Peschici, por el espectacular macizo montañoso del Gargano. Concluye con una rampa tortuosa en un pequeño pueblo de casas blancas, asomado al Mar Adriático.