Ideal

CLÁSICA DE ALMERÍA

«El niño ya se nos ha hecho grande»

José Manuel Muñoz, director general de la Clásica de Almería, hizo un balance lleno de satisfacciones.
José Manuel Muñoz, director general de la Clásica de Almería, hizo un balance lleno de satisfacciones. / J. J. A.
  • El director general de la Clásica de Almería hace balance de la trigésima edición y anuncia cambios importantes para la de 2018

La Clásica de Almería de 2017 ya es historia. Completada con un sobresaliente, la prueba almeriense ya empieza a mirar hacia el futuro, pero sin olvidarse de lo sucedido en la edición que se celebró el pasado domingo, que fue intensa y espectacular, por más que el nombre del ganador no sea el de los grandes llegadores. En cualquier caso, el triunfador en la prueba almeriense tiene maneras para llegar a estar entre los mejores del pelotón internacional.

José Manuel Muñoz, director general de la carrera, expresaba ayer un deseo. «Yo quiero darle un cambio importante en el tema de difusión y medios. Tengo que asumir que el niño se nos ha hecho grande y que, aunque somos personas apasionadas del ciclismo que hacemos una carrera, para el resto del mundo eso no cuenta», apuntó. El alma máter de la carrera no dudó en señalar que «hacemos una carrera del calendario internacional y tenemos que estar a la altura de las circunstancias. Tendremos que cambiar muchas cosas, algunas dolorosas, personas que tendrán que hacer otras funciones porque la carrera tiene que profesionalizarse mucho. Tendremos que tener cosas externas. Hay que adaptarse mucho a gente que se dedique de hacer cosas que ahora mismo no están a nuestro alcance».

Tiene claro que con la conclusión de la Clásica de 2017, ya se empieza a mirar hacia el futuro. «Se empieza a ir corrigiendo los fallos que se han podido cometer, que no ha habido, porque todo ha estado perfecto, pero es verdad que el ciclismo es un deporte complicado porque hay que improvisar mucho, las circunstancias de la climatología influyen, la orografía por donde va el desarrollo de la carrera también y hay que ir viendo. Tenemos dos o tres días para reflexionar y ver qué se puede mejorar y a partir de ahí empezar a pensar en el año próximo».

Contento

Se mostraba satisfecho del trabajo realizado. «Sí. Deportivamente ha sido extraordinaria, la media horaria, la lucha de los corredores ya se ha podido ver. Se superó la media más alta prevista y eso quiere decir que la carrera fue muy disputada», consideraba.

Y es que existía el miedo a que sucediera como el año pasado, en el que el viento impidió el normal desarrollo de la prueba. «Amenazó lluvia por la mañana, fue muy leve durante las tareas de control de firma y de protocolo, pero no llovió nada durante la carrera. Sí es verdad que durante los primeros kilómetros la carretera estaba con un poco con humedad y provocó también algunas caídas en los corredores, debido también a que era un pelotón grande, a que era una carrera que se desarrolló con mucha intensidad y eso provoca que todos los corredores quieren estar delante, pero todo perfecto», reconoció.

La verdad es que este tipo de actividades, además de por el resultado deportivo, se sustentan por el reflejo del público asistente. «Sí. En la meta había muchísima gente, en la salida también y durante el recorrido hubo bastante gente en los puertos de montaña. Creo que la carrera está muy bien, cada vez cala más entre los aficionados almerienses y entre el público en general y la ciudadanía responde extraordinariamente en nuestra tierra».

Pudo ser mayor la incidencia, pero la climatología pudo influir. «De todas formas, como estamos acostumbrados al buen tiempo en nuestra tierra, cuando hay un poquitín de malo nos retraemos mucho, pero ayer -por el domingo- fue extraordinaria la asistencia. Había muchísima gente y ese calor del público hace que los corredores disputen la carrera».

El éxito

Después de 30 ediciones, la cabeza visible de la organización de la carrera desvelaba el secreto. «No hay secreto. Es trabajo, trabajo y trabajo. No hay secreto, es trabajo y tener unas instituciones que colaboran bien, sobre todo la Diputación de Almería, que es el respaldo fundamental de la carrera, y los municipios. A las empresas también estamos muy agradecidos. El secreto es trabajo y colaboración. Evidentemente, la carrera será mejor cuando esa colaboración sea mayor, no ya en lo económico, que también, pero sobre todo la colaboración que se necesita para hacer estos acontecimientos deportivos, que dependen de muchas personas, aquí nos encontramos algún que otro problemilla».

José Manuel Muñoz habló con satisfacción del apoyo de las fuerzas de seguridad. «Tuvimos la extraordinaria colaboración de la Guardia Civil, que una vez más se portó como siempre, las policías locales del mismo modo. El esfuerzo hay que reconocérselo más al municipio de Roquetas de Mar por la complejidad y la extensión del recorrido, con un circuito casi en el centro de la ciudad, con tres pasos por meta y el sobreesfuerzo de ellos es mayor, pero todos funcionaron excelentemente bien, con los grupos de voluntarios, los de Protección Civil de los municipios. Hay que agradecer a todos los municipios y organismos su ejemplar comportamiento, su celeridad y total colaboración».