Ideal

CICLISMO

La energía de la Clásica

El Direct Energie lidera la última etapa del Tour de Francia en los Campos Elíseos, con el Arco del Triunfo al fondo.
El Direct Energie lidera la última etapa del Tour de Francia en los Campos Elíseos, con el Arco del Triunfo al fondo. / CLÁSICA DE ALMERÍA
  • El Direct Energie, siempre competitivo, estará presente en la carrera almeriense

El Direct Energie francés se suma a la Clásica de Almería que se celebrará el próximo 12 de febrero. Será la tercera vez consecutiva que la estructura de Jean-Renê Bernaudeau recorra las carreteras almerienses tras su presencia en las ediciones de 2016 y 2015, en esta ocasión todavía con el nombre de Europcar como primer patrocinador. En años previos también estuvo presente con sus distintas denominaciones, llevándose la edición 2004 con el nombre de su entonces patrocinador Brioches La Boulangêre, cuando Jerome Pineau y Thomas Voeckler llegaron en solitario a la meta de Almería.

Si en la edición de 2015 ya realizaron una buena actuación llevándose la clasificación de las metas volantes que se adjudicó Romain Sicard tras protagonizar la escapada de la jornada junto a Romain Bardet (2º clasificado del Tour de Francia de este año), Miguel Ángel Benito y Arthur Vanoverberghe. En 2016, y estrenando flamante el nuevo patrocinador Direct Energie, se presentó en Almería con la clara intención de llevarse la victoria de la carrera, presentando una alineación encabezada por uno de los grandes valores de la nueva generación del ciclismo francés, Bryan Coquard, y un equipo hecho a la medida para lanzarlo en el esprín final. No en vano, fue cuarto clasificado en la línea de meta, imponiéndose en el esprín masivo del pelotón tras el corte que, aprovechando el fuerte viento, había provocado Aleksejs Saramotins para llevar a su compañero de equipo, Leigh Howards, a la victoria.

Dos estrellas

Gracias a Bryan Coquard, así como a la calidad de los ya veteranos Thomas Voeckler y Sylvain Chavanel, que el equipo ha firmado una de sus mejores temporadas, alzándose en 2016 con nada menos que 25 victorias. Veinte de estas correspondientes a los triunfos cosechados por estos tres hombres a los que se suman las tres etapas y clasificación general de Adrien Petit en La Tropicale Amissa Bongo y la gran victoria de etapa que el joven Lilian Calmejane se adjudicó en la cuarta etapa de la Vuelta a España y que suponía su primera victoria como profesional tras debutar este mismo año en la máxima categoría.

Y es esta función, la de formación de jóvenes talentos, uno de los aspectos centrales de la filosofía del equipo, ofreciendo una importante estructura de selección y apoyo a jóvenes ciclistas franceses y sirviendo como trampolín para estos hacia el profesionalismo.

La estructura de Direct Energie, radicada en la región histórica de La Vendée y con apoyo del gobierno de su departamento, lleva realizando esta función desde los años 90 y es sin duda responsable -junto a otras iniciativas similares del país vecino y la proliferación de carreras de todas las categorías- del buen momento que atraviesa el ciclismo francés.

Con equipos en las categorías juvenil y cadete, su equipo amateur Vendée U Pays de la Loire, residencias para la formación de jóvenes deportistas y programas de entrenamiento y preparación para el profesionalismo de los ciclistas amateur, la labor de la estructura de Direct Energie es una referencia a nivel internacional en lo que se refiere al fomento del ciclismo de competición como alternativa profesional para los jóvenes deportistas franceses y como modelo de desarrollo y gestión de una cantera solida, de grandes cualidades físicas pero también bien formada y muy experimentada en la multitud de carreras de los calendarios francés, belga o Luxemburgués.

Sin ir más lejos, en la temporada 2016, nada menos que 10 jóvenes ciclistas debutaron en la categoría profesional con el equipo Direct Energie, quienes, además, tuvieron la oportunidad de aprender y competir junto a estrellas del ciclismo de su país como Sylvain Chavanel y Thomas Voeckler. Una clara muestra de la importancia y el éxito de esta función formativa es precisamente Bryan Coquard que, pese a su palmarés y el rol central que ocupa en el equipo, sólo tiene 24 años. Pese a esto es ya, junto a Arnaud Démare, Romain Bardet o Nacer Bouhanni, uno de los grandes ciclistas de la nueva generación francesa.

Joven y preparado

Coquard, que se había labrado ya una buena trayectoria en pista, debutó como profesional en 2013 y consiguió su primera victoria en la segunda etapa de la Estrella de Besseges, primera carrera que disputaba. Dos días después repitió triunfo en la cuarta etapa de la vuelta francesa. Desde entonces ha repetido triunfo en todas las ediciones de esta carrera sumando un total de 7 etapas, dos de ellas en la edición de 2016. Este año también ha ganado tres etapas y la general de Los cuatro días de Dunkerque, una etapa en la Route du Sud, la clásica Route Adélie de Vitré -también la ganó en 2015- y la vuelta Boucles de la Mayenne. Pese a su juventud, acumula ya un total de 28 triunfos y es ya un esprinter de primera línea, favorito en cualquier carrera en la que tome parte.

Junto a él, las otras dos grandes figuras del equipo son Thomas Voeckler y Sylvain Chavanel. El primero acumula ya 39 victorias, cuatro de ellas en el Tour de Francia, en el que, además, en 2011, acabó cuarto en la general final. Ha ganado también en Plouay, en 2007; la Flecha Brabançonna de 2012, dos ediciones de la Route du Sud, dos Tours de Haut Var y un Tour de Luxemburgo. Fue segundo en la Clásica de Almería 2004.

Por su parte, Chavanel ha conseguido 34 victorias como profesional y es, sin duda, uno de los grandes ciclistas franceses de los últimos años. Ha ganado tres etapas en el Tour de Francia y otras tres en la París-Niza, dos etapas y la general final de los Cuatro días de Dunkerque de 2002, también en Plouay, en 2014, y ha sido tres veces campeón de Francia de contrarreloj y dos veces campeón del mundo de contrarreloj por equipos con Omega Pharma.

Si estos son los grandes nombres de Direct Energie, el equipo cuenta también con una plantilla muy sólida que combina a corredores muy jóvenes con ciclistas ya consagrados del país vecino y con gran experiencia y capacidades en todos los terrenos, por lo que es un equipo con posibilidad de disputar cualquier carrera en la que esté presente, lo que demuestran sus 25 triunfos de 2016. Algunos de estos nombres son los jóvenes Lilian Calmejane y Julien Morice, Adrien Petit, Angelo Tulik o Romain Sicard.

No hay duda que el equipo francés es una gran incorporación para la carrera almeriense en la que siempre ha sido muy competitivo, y contando en sus filas con un corredor como Bryan Coquard pueden ser claros favoritos a la victoria de la XXX edición de la Clásica de Almería. Con esta incorporación son ya seis los equipos confirmados para la edición 2017, que son Orica-Scott, Lotto Soudal, Katusha Alpecin, Gazprom Rusvelo, Wanty Groupe Gobert y Direct Energie, y ya va tomando forma una lista de inscritos que contará con las mejores escuadras de las dos máximas categorías del ciclismo mundial.