Ideal

BALONCESTO

Dovydas Redikas tendrá una nueva oportunidad en Grecia

Dovydas Redikas, jugando la pasada temporada con el Pieno lituano en competición europea.
Dovydas Redikas, jugando la pasada temporada con el Pieno lituano en competición europea.
  • El internacional lituano formado en las Escuelas Deportivas Municipales de Almería trata de relanzar su carrera tras varios escándalos

Dovydas Redikas será siempre recordado por ser uno de los jugadores con más talento de las Escuelas Deportivas Municipales que, en su etapa formativa, patrocinó Unicaja. Desde temprana edad destacó en su país de origen, Lituania, aunque el trabajo de su padre acabó convirtiéndole en un almeriense más cuando contaba con 11 años.

La familia se desplazó hasta la provincia para trabajar en la agricultura y Redikas se integró en las escuelas donde desde el primer momento mostró unas cualidades poco habituales en niños de su edad. Durante dos años fue uno de los abanderados de la cantera almeriense y su nivel no pasaron desapercibidos para la selección andaluza, que le convocó para los Campeonatos de España, y para la propia Federación Española de Baloncesto, que comenzó a sondear la posibilidad de que renunciara a jugar con su país de origen para hacerlo en el de acogida.

Redikas aprovechó bien esa formación forjada en las pistas almerienses y acabó convirtiéndose en la gran baza de una selección lituana que hizo historia en las categorías inferiores sumando medallas tanto en los europeos como mundiales. El mundial júnior de Nueva Zelanda le terminó de encumbrar y puso los ojos de los mejores equipos europeos tras él, aunque a partir de ese momento su estrella comenzó a apagarse como consecuencia de problemas disciplinarios que convirtieron su carrera en un peregrinar por conjuntos de escaso nivel.

El canterano almeriense fue acusado, por ejemplo, de robar en el vestuario del Barons Riga, un equipo poco conocido a nivel continental, pero de mucho prestigio en Letonia y en el que han militado jugadores reconocidos como Valters o Kambala. Varios componentes de la plantilla denunciaron la desaparición de importantes cantidades de dinero y los capitanes apuntaron a Redikas como presunto autor.

Una nueva oportunidad

Lo ocurrido en Riga no fue el único problema importante de Dovydas que también fue despedido del BK Jekabpils, donde había recuperado su mejor nivel de juego con 15 puntos de promedio, por pedir un tiempo fuera de la disciplina del equipo por la muerte de un familiar que no se había producido.

El cartel en Europa de Redikas, a pesar del historial, se mantiene intacto y el almeriense de adopción ha firmado por el Arkadikos, un conjunto de la A-2 de Grecia que se marca el objetivo de estar en poco tiempo compitiendo con los mejores de su país. En esta competición, durante las últimas temporadas, han desembarcado varios jugadores lituanos ofreciendo un gran rendimiento y, por ello, el Arkadikos decidió apostar por Redikas para liderar un plantel joven y en el que es el único jugador extranjero. El proyecto puede ser el ideal para volver a su mejor nivel, ya que la pasada temporada firmaron la decimotercera posición y esta campaña se han marcado como prioridad construir los cimientos de una plantilla que sea capaz a medio plazo de dar el salto de categoría.

Su función principal será la de tratar de aportar los puntos que no pudo hacer en su último equipo, el Pieno de Lituania, donde gozó de confianza, llegando a disputar 22 partidos, aunque con escaso acierto y una media de 4.3 puntos por partido. Volver a España es uno de los objetivos de Dovydas Redikas que tuvo ofertas en firme tras ganar la medalla de oro en el Europeo de Roma, pero que no se concretaron y le llevaron a fichar por el Lietuvos Rytas.