Ideal

Alma Deutscher.
Alma Deutscher. / Efe

Una ópera de una niña de 11 años entusiasma en Viena

  • "El estreno tuvo lugar con la sala llena ante 540 personas y al final hubo una ovación en pie con muchos gritos de bravo», ha declarado la responsable de relaciones públicas

Cientos de espectadores ovacionaron una opera compuesta por una niña prodigio británica de 11 años, Alma Deutscher, programada en Viena, capital de la música clásica, durante las fiestas de fin de año.

El jueves por la noche, «el estreno tuvo lugar con la sala llena ante 540 personas y al final hubo una ovación en pie con muchos gritos de bravo», declaró a la AFP Judy Grahame, responsable de relaciones públicas para la joven Alma. «Alma estaba muy feliz de ver en el escenario el espectáculo que ha tenido durante tanto tiempo en su imaginación», añadió Grahame.

Producida por una asociación austriaca dedicada a jóvenes talentos, la ópera de dos horas compuesta por Alma Deutscher, una versión modificada de Cenicienta, está programada cuatro días, hasta el 4 de enero, en una sala de espectáculos de la capital austriaca.

En esta versión de Cenicienta, la historia sucede en una ópera. La protagonista es una joven compositora que ofrece una melodía a su príncipe, un poeta. Las dos hermanastras de la heroína son dos divas pretenciosas. Todos los personajes están interpretados por adultos y Alma aparece en algunas escenas tocando el violín, que toca tan bien como el piano.

Su talento ha sido elogiado por directores de orquesta como Daniel Barenboim, Zubin Mehta y Simon Rattle.

     

Temas