Ideal

La alfombra roja de Cannes se rinde a los pies de Lynch y MacLachlan

Los cineastas David Lynch (i) y Kyle MacLachlan junto a sus esposas.
Los cineastas David Lynch (i) y Kyle MacLachlan junto a sus esposas. / Loic Venance (Afp)
  • El director estadounidense recibió una cerrada ovación del público dentro del Teatro Lumière, donde se proyectaron los dos primeros capítulos de la continuación de 'Twin Peaks'

  • Además, hubo otro desfile de estrellas en la tradicional gala contra el sida que organiza el Festival con fines benéficos

David Lynch y Kyle MacLachlan protagonizaron la alfombra roja del Festival de Cannes y el director estadounidense recibió una cerrada ovación con el público en pie dentro del Teatro Lumière, donde hoy se proyectaron los dos primeros capítulos de la continuación de la mítica 'Twin Peaks'.

Cuatro días después de ser emitida en las televisiones de medio mundo, Cannes se vistió de gala para acoger un evento poco habitual en el festival y que obligó a retrasar la proyección de la película en competición de la jornada, 'Good time', de los hermanos Safdie, con Robert Pattison.

El público y los fotógrafos esperaban espectantes la llegada a la alfombra roja de Lynch y MacLachlan, que no han ofrecido en Cannes ninguna rueda de prensa ni han posado en el tradicional ‘photocall’, de ahí que los fans no quisieran perderse la ocasión.

Lynch, vestido de traje y corbata negra, pisó la alfombra, mientras apuraba un cigarrillo al bajar del coche, acompañado de su esposa Emily Stofle, con un vestido en tonos grises. Mientras tanto MacLachlan, el agente del FIB Dale Cooper en la serie, con esmoquin azul noche de solapas y pajarita negras, entraba a la alfombra roja junto a su mujer Desiree Gruber, con un traje largo negro y pequeñas flores en gris.

Director e intérprete recorrieron muy sonrientes y haciendo constantes paradas ante las llamadas de atención de los fotógrafos el tapiz que lleva hasta las escaleras del Teatro Lumière, que acoge las citas más importantes del Festival.

El grupo lo completó la productora ejecutiva de la serie, Sabrina Sutherland y, una vez reunido sobre la alfombra, empezaron a sonar la primeras notas de la banda sonora de 'Twin Peaks' que les acompañó hasta lo alto de las escaleras, donde fueron recibidos por el delegado general del certamen Thierry Frémaux.

Sin embargo, el momento más emotivo se produjo dentro de la sala de proyecciones, donde Frémaux destacó desde el escenario que "el regreso de David Lynch tras la cámara es un evento considerable".

El director entró en la sala con todo el público en pie mientras le dedicaba una cerrada ovación que le acompañó hasta su sitio en el patio de butacas y se prolongó hasta que Lynch, saludando emocionado, tomo asiento para que comenzara la proyección.

Una proyección de 'Twin Peaks' en pantalla grande en una edición de Cannes marcada por la polémica por la participación en la competición oficial de dos películas producidas por Netflix y concebidas para televisión.

Gala contra el sida

Leonardo DiCaprio, Dustin Hoffman, Nicole Kidman y Will Smith fueron algunas de las estrellas que se dejaron ver el jueves por la noche en la tradicional gala benéfica de lucha contra el sida que se celebra durante el Festival.

Ricos y famosos pagaron hasta medio millón de dólares (466.000 euros) por una mesa en la cena organizada por la fundación estadounidense amfAR en el lujoso hotel Eden Roc en Cap d'Antibes, cerca de Cannes y donde se alojan la mayoría de estrellas durante el Festival.

Las actrices Jessica Chastain, Milla Jovovich y Eva Longoria, el futbolista David Beckham, el propio David Lynch y el presidente del jurado del Festival, el cineasta español Pedro Almodóvar, tampoco se perdieron la fiesta de ayuda a la fundación fundada por Elizabeth Taylor.

El objetivo era superar los 22 millones de euros recaudados el año pasado cuando DiCaprio, que ejerció de subastador, vendió una escultura del artista británico Damien Hirst por 3,1 millones de euros, así como pasar un día con el actor Kevin Spacey por medio millón de euros.

Este año, los lotes a la venta incluían una semana en un complejo exclusivo en las Maldivas para 60 personas, un lujoso Jaguar XK150 de 1958 completamente renovado y un fin de semana para 30 personas en un majestuoso yate.

Para los bolsillos más "modestos", se puso a la venta una estatua de 14 metros creada especialmente para la ocasión por el artista francés JR. La recaudación total de la subasta de este año será comunicada el durante este viernes. Y es que, desde que empezaron a celebrarse las galas del festival en 1993, las cenas Cine contra el Sida recaudaron más de 174 millones de euros con fines benéficos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate