Ideal

Polanski quiere viajar a EE UU para cerrar su caso de abuso sexual

El director de cine Roman Polanski.
El director de cine Roman Polanski. / Regis Duvignau (Reuters)
  • El cineasta, que nació en Polonia y tiene nacionalidad francesa, fue acusado de drogar a Samantha Gailey, de 13 años, antes de violarla en la casa de un amigo en Los Ángeles en 1977

El fugitivo cineasta Roman Polanski planea volver a Estados Unidos, según ha dicho este jueves su abogado, que busca garantías para que el director no sea encarcelado por la violación de una niña de 13 años.

El galardonado director de 'El pianista' y 'Chinatown' ha pedido al juez de una corte superior de Los Ángeles que desclasifique documentos que confirmarían el acuerdo al que habría llegado con el fiscal del caso, ha explicado su abogado Harland Braun.

Polanski, que nació en Polonia y también tiene nacionalidad francesa, fue acusado de drogar a Samantha Gailey antes de violarla en la casa de un amigo en Los Ángeles en 1977.

El cineasta se declaró culpable de "relaciones sexuales ilegales" con una menor, pero negó la violación, como parte del acuerdo y estuvo 42 días en una cárcel del estado de California antes de ser liberado.

El director sostiene que el juez Laurence Rittenband negó el acuerdo en 1978 y dijo a los fiscales que debía cumplir 50 años de cárcel. El cineasta huyó a Europa hace casi 40 años y desde entonces nunca más volvió.

Duró casi un año detenido en Suiza en 2009 en un intento de Estados Unidos de conseguir su extradición. Duró 10 meses en arresto domiciliar hasta que Berna rechazó el pedido. Estados Unidos pidió luego a Polonia que lo extraditara en enero de 2015, pero fue negado en octubre.

La corte suprema de Polonia desestimó una apelación en diciembre, declarando que Polanski había cumplido su tiempo según el acuerdo del fiscal y que la justicia polaca ya no tendría participación en ese caso de 1977.

Braun cree que ese testimonio secreto respalda la defensa de Polanski de que había llegado a un acuerdo de cumplir solo 48 días de cárcel, que al ser reconocido por la justicia polaca, debería convencer a las autoridades de Estados Unidos de que el cineasta ya cumplió su pena.

"Después que se confirme el contenido, pediremos a la corte que reconozca la decisión polaca que proviene del litigio iniciado por el fiscal", señaló. "Si la corte acepta el principio de cortesía, Roman podrá venir a Los Ángeles y a la corte sin miedo de ir a prisión", añadió.

Polanski había dicho al canal de noticias polaco TVN24 después del fallo del máximo tribunal de ese país que estaba "feliz porque este asunto se acabará de una vez por todas". "Solo lamento que hubiera tenido que esperar tanto tiempo. Finalmente podré sentirme seguro en mi propio país", añadió.

Polanski, que vive en Francia y había evitado Polonia por este caso, dijo además que visitaría la tumba de su padre en Cracovia.

Con una carrera prolífica como cineasta, ha ganado ocho premios de la Academia y numerosos galardones internacionales.

El director, casado con una de las víctima de "la familia Manson", Sharon Tate, espera igualmente poder visitar su tumba en Los Ángeles.