Ideal

«Los efectos del 'Brexit' serán nefastos para la clase trabajadora»

video

El director inglés Ken Loach. / AFP I EP

  • Ken Loach

  • El cineasta británico aspira al Goya a la Mejor película europea con 'Yo, Daniel Blake'

El cineasta británico Ken Loach ha llegado este viernes a Madrid para asistir este sábado a la gala de la 31ª edición de los Premios Goya, en los que su filme 'Yo, Daniel Blake' está nominado a Mejor película europea. Pero antes ha participado en un coloquio que ha tenido lugar en la Academia de Cine, en el que ha hablado acerca de sus películas, de la situación en el mundo, de la división de la izquierda y del 'Brexit'.

"Los efectos del 'Brexit' serán nefastos para la clase trabajadora", ha asegurado Loach, ganador en dos ocasiones de la Palma de Oro en el Festival de Cannes con un cine caracterizado por su realismo social y la temática socialista, que vuelve a abordar en el filme que compite en los Goya.

Según ha indicado, los vecinos de los barrios en los que rodó 'Yo, Daniel Blake' --un drama social que narra el caos burocrático al que se enfrenta un hombre que necesita ayudas sociales-- votaron a favor de abandonar la Unión Europea. Sin embargo, cree que esto sería perjudicial para ellos porque los grandes inversores buscarán en Reino Unido "mano de obra barata, despidos baratos, impuestos bajos y las mínimas restricciones medioambientales".

"Esa parece ser la dirección en la que Theresa May quiere llevar al país", ha manifestado el director británico, quien matiza que "las causas que han empujado a Donald Trump" a la presidencia del Estados Unidos no son las mismas que han llevado a su país a abandonar la UE.

Además, critica la "debilidad" de la izquierda, que a su juicio no ha sabido explicar que "la clase obrera es un fenómeno internacional", y de la misma manera que antes se "explotaban a hombres y mujeres" en Europa, ahora ocurre en otros países del mundo, después de que se hayan "eliminado jubilaciones, debilitado sindicatos y dejado que el liberalismo campara a sus anchas" en el viejo continente.

En este sentido, ha recalcado que los documentos fundacionales de la Unión Europea hablan de un "compromiso con el mercado libre" y también con la "privatización", por lo que ve necesario "reescribir" las bases de la UE. No obstante, reconoce que intentar crear un movimiento así en toda Europa es difícil frente al mensaje de "la derecha" que "simplemente afirma que la culpa es del forastero".

«Falta de confianza y seguridad»

Loach está convencido además de que el problema de la izquierda ha sido su "falta de confianza y seguridad en la fuerza de la clase trabajadora", así como la falta de entendimiento de las teorías obreras, que ha llevado a firmar pactos con los empresarios que a su vez han colocado a la corriente ideológica en "un callejón sin salida".

En este sentido, ha realzado la labor de Jeremy Bernard Corbyn, líder del Partido Laborista, un hombre "tranquilo y lleno de dignidad" que se ha convertido en "el primer dirigente político que ha querido recortar capital, terminar con las capitalizaciones y estar dispuesto a romper la política servil con EE UU".

Preguntado por el trato de la crítica, cuyas opiniones en ocasiones no han coincidido con las de los jurados, Loach ha señalado que "por regla general" se ha portado "muy bien" con él y ha indicado que "suelen no hablar mucho de la auténtica sustancia de las películas" hasta que uno toca con "algo que está cerca de sus corazones".

Ese fue el caso de 'El viento que agita la cebada' (2006), un filme ambientado en 1920 que revela que "la violencia en la historia de Irlanda fue perpetrada por los británicos". "La derecha se volvió loca. Me llegaron a decir que era un propagandista peor que Leni Riefenstahl", ha dicho.

En cuanto a Trump, Loach considera que la idea de construir muros es "aberrante" y cree que ahora surgirá un "dilema interesante" para el capitalismo americano, porque durante mucho tiempo han utilizado "la mano de obra barata en las fábricas" para tener "grandes ganancias". En este sentido, lamenta la situación porque a su juicio lo "realmente peligroso" es el odio y el racismo que esta situación está "despertando".