Ideal

El 'San Valentín' del patrimonio almeriense

fotogalería

Foto de familia de los galardonados en la décima edición de los premios de Amigos de la Alcazaba. / IDEAL

  • La Asociación Amigos de la Alcazaba llenó el miércoles el Cervantes de amor histórico-cultural en el décimo aniversario de sus premios

La gala de los X Premios de la Asociación Amigos de la Alcazaba se convirtió la noche del miércoles en una auténtica declaración de amor por la defensa, disfrute y difusión del patrimonio. Un Teatro Cervantes repleto de público, arropado por representantes de las administraciones andaluza, provincial y local, en un claro reflejo de la relevancia y respeto que ha adquirido en la sociedad almeriense el colectivo cuya ceremonia estuvo, además, amenizada con música en directo.

La emoción inundó, de hecho, estos galardones que llegaron a su décima edición en una gala en la que los premios fueron intercalados con actuaciones musicales y humor, y en la que se pudo disfrutar de talentos como el de Rocío Rodríguez con danza oriental, el humorista Marco Antonio, la maravillosa voz de Sensi Falán y el flamenco de Ezequiel Pasamontes 'Zarrita' con la guitarra de 'El Niño de la Fragua'.

Como manifestó el historiador y arqueólogo Lorenzo Cara al recoger uno de los cuatro premios positivos 'Alcazaba', «somos unos radicales del patrimonio, con ideologías y estratos sociales diferentes pero unidos por la defensa, disfrute y difusión del patrimonio». Palabras con las que expresó su orgullo al recibir el reconocimiento que dedicó «a los que, teniendo que atender el patrimonio, no lo disfrutan».

Una clara declaración de intenciones de este arqueólogo conservador del conjunto monumental de La Alcazaba, así como asesor científico en múltiples excavaciones, que ha colaborado con numerosas asociaciones como el Centro Virgitano de Estudios Históricos o la Asociación Athenaa y que fue uno de los protagonistas de la velada, junto al IES Celia Viñas, el pueblo de Padules y la Plataforma Salvemos La Molineta.

El segundo de los premios positivos 'Alcazaba' fue recibido por el IES Celia Viñas por la labor realizada en pro del patrimonio cultural de Almería, con especial mención al profesor Félix Expósito y el alumnado del Ciclo Superior de Desarrollo de Aplicaciones Informáticas. Se reconoció, así, el gran trabajo en el uso del patrimonio histórico como recurso didáctico, especialmente, en el campo de las nuevas tecnologías. Galardón que recogió el propio Expósito, junto al director del centro, Antonio Carrillo, que manifestaron que, cuando a los estudiantes se les motiva a conocer el patrimonio, responden positivamente.

El tercer 'Alcazaba' recayó en la Plataforma Salvemos la Molineta, que llevó al escenario a varios de sus componentes, que narraron el inicio de este movimiento vecinal «que nació en el barrio de Los Ángeles y de inmediato vimos que era un tema de ciudad» puesto que «hoy en día más que nunca hay que luchar por una ciudad mejor».

El cuarto premio 'Alcazaba' fue a parar a todo el pueblo de Padules por la recreación histórica de la Paz de las Alpujarras y el encargado de recoger el galardón fue Alfredo Martín, presidente de la Asociación para la Recreación, junto a Trini Aguilera, secretaria; Antonio Gutiérrez, alcalde de Padules; y Paqui Ortiz, teniente de alcalde de la localidad que acoge un evento que se celebrará este año los días 20 y 21 de mayo y que recrea el acontecimiento histórico acaecido en Padules en 1570, en el que Juan de Austria, en nombre del rey de España Felipe II, y Hernando El Habaquí, en nombre del rey morisco, firmaron la paz que puso fin a la Guerra de las Alpujarras. Y es que uno de los rasgos más notables es el enorme rigor histórico, desde la confección de trajes y armas a la representación de los hechos.

En el lado opuesto, la gala presentada por las periodistas Marta Rodríguez y Lola González tuvo su premio negativo, el 'Chumbo verde', en el caballo de batalla diario de la asociación, cuya presidenta, María Teresa Pérez, lamentó a través de una frase lo que resumió perfectamente la actual situación: «Todos los 'Chumbos verdes' que se han entregado en estos diez años podrían volver a darse hoy en día», lo que refleja que «en cuestión del patrimonio no estamos avanzando».

Chumbo verde

No en vano, en el décimo aniversario de los premios, la cruz de los galardones recayó en el delegado provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Alfredo Valdivia, «por su lamentable gestión en relación al conjunto monumental de La Alcazaba», explicó Pérez.

La presidenta criticó en este sentido que «el total abandono ha quedado evidenciado durante el pasado año con la caída de parte de su muralla norte y también de la muralla sur» y recordó, además, que «la lamentable gestión tiene como cénit el 'taladrazo', ocultándose los hechos, actuando después con precipitación y sin transparencia».

Valdivia, que asistió a la gala y recogió con deportividad el galardón, anunció por su parte que la Junta de Andalucía tiene aprobados tres nuevos proyectos para el conjunto monumental de La Alcazaba: «La instalación eléctrica, seguridad y actuación integral de la muralla norte».

Una noche mágica, en definitiva, en la que la sociedad almeriense puso en valor el patrimonio y concluyó brindando con el cava Conchita Robles, un Reserva Brut Nature creado por Kuver Producciones, empresa que gestiona el Teatro Cervantes, para homenajear a esta actriz almeriense que falleció en este mismo recinto cultural en 1922, asesinada por su marido, y cuya leyenda dice que su espíritu se pasea por el lugar.

Un evento que contó por primera vez con el patrocinio de las entidades colaboradoras Joyería Regente, Viajes Quimbaya, Correduría de Seguros Albroska, Gran Plaza, Centro Comercial Mediterráneo y Kuver Producciones.