Ideal

Locos por la resiliencia

La definición de 'resiliencia' ha sido la más buscada.
La definición de 'resiliencia' ha sido la más buscada. / RC
  • Los significados de esta palabra, de bizarro y de procrastinar acaparan el mayor número de consultas en el diccionario 'online' de la RAE

El Diccionario de la Lengua Española (DLE) se ha convertido en una herramienta indispensable para cualquier persona que quiera acabar con sus dudas sobre palabras, modismos o construcciones. La versión web aumentó en 2016 un 60% sus consultas, llegando a los 800 millones, lo que supone una media de 67 millones mensuales. El mejor mes del año fue octubre, cuando se alcanzó un pico de 79 millones.

Esta subida del DLE con respecto a 2014 y 2015, que se mantuvo el acceso prácticamente igual, se debe a dos motivos fundamental, según la Real Academia Española (RAE). En primer lugar, la aparición de la versión 'online' de la vigésimo tercera edición del Diccionario el 21 de octubre de 2015 gracias al apoyo de la Obra Social de La Caixa; el segundo motivo, es el salto a los móviles y tabletas gracias a una aplicación utilizada por seis de cada diez usuarios. Por países, España es el país que más acude al DLE con 306 millones. A continuación se sitúan México (117 millones), Argentina y Colombia (56 millones), Perú (39 millones), Chile (34 millones) y Estados Unidos (casi 32 millones).

El motivo fundamental es la consulta del significado de una palabra que se ha puesto de moda y de cuyo significado dudan los hispano hablantes porque no suele ser habitual. Dentro de esta categoría se sitúan las tres primeras palabras: resiliencia (capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos; también es la capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido), bizarro (valiente; también es generoso, lucido, espléndido) y procrastinar (diferir o aplazar). Vamos, que bizarro no es raro o extraño.

Paradigma, asertivo, vehemente, raer, feminismo, conciencia, holístico, inefable y prever completan la lista de palabras dudosas.

Además, los diccionarios se emplean no solo para saber qué significan las palabras, sino también cómo se usan -qué tipo de complemento lleva un verbo o qué preposición lo acompaña, por ejemplo-. Por otro lado, los hablantes tienen también dudas de tipo ortográfico -¿con v o con b?- o morfológico -¿hemos o habemos?, ¿cuál es el futuro de subjuntivo de haber?-. Entre estas confusiones están basto / vasto, rayar / rallar, vídeo / video, acervo / acerbo, haber y hacer.

Temas