Ideal

Al-Ándalus: capital, Museo de Almería

  • Las Capitulaciones se integran en la esperada muestra 'Almariyya, puerta de Oriente'

Una jornada histórica. Y ya van dos para el Museo de Almería en solo medio año. La institución presentó ayer ante más de un centenar de invitados su mayor apuesta cultural de este último tiempo,la muestra ‘Almariyya, puerta de Oriente’, que viene a poner la gran guinda al pastel del cumpleaños milenario de la fundación de la taifa almeriense.

Hasta 350 piezas pueblan a partir de hoy la sala temporal del Arqueológico con el objetivo de retratar la vida en la ciudad y su provincia desde la irrupción musulmana hasta la definitiva expulsión de los moriscos. Y, entre los objetos, no podía faltar un invitado de honor: las Capitulaciones de Almería, restauradas por IDEAL y que, como se anunció, se quedarán hasta el 25 de octubre en la institución cultural, cuando finalice la muestra abierta ante gran expectación.

«No esperaba que viniera tanta gente, incluso compitiendo con el fútbol», bromeó nada más comenzar su alocución el comisario de la muestra, Manuel Ramos, jefe del departamento de Conservación del museo. Él desgranó los secretos de esta exposición, que nace con vocación de convertirse en «la más amplia de la cultura andalusí que nunca se haya hecho en la provincia» y que ha sido posible gracias al patrocinio de Michelin –su director, Javier Deleyto, estuvo presente ayer–y Cajamar.

El recorrido exhibe de forma didáctica los pormenores de la vida religiosa, palaciega, comercial u hogareña en la brillante época andalusí. «Con esta muestra Almería se ha convertido en todo un referente: ahora mismo, Al–Ándalus está aquí», proclamó la delegada de Cultura de la Junta, Isabel Arévalo, quien agradeció singularmente la contribución de este periódico a la muestra.

Recientes excavaciones

Por este motivo, la institución arqueológica espera ahora mantener sus exitosas cotas de visitantes, que, durante los últimos meses ha consolidado, llegando a récords de atención también a través de las redes sociales.

En su discurso, el director de la institución, Arturo del Pino, agradeció el «esfuerzo e ilusión» de los trabajadores del Arqueológico, que han dedicado meses a la investigación y selección de alrededor de un millar de piezas, y la restauración y puesta en escena de los centenares de objetos escogidos, la mayoría procedentes de los ricos fondos que se extienden bajo el subsuelo del inmueble situado en el 91 de la Carretera de Ronda.

En este sentido, cabe resaltar que mucho de lo expuesto es fruto de excavaciones de urgencia realizadas durante décadas en el suelo urbano de la capital, piezas que rara vez salen a la luz pública. Del mismo modo, se podrán ver objetos recientemente obtenidos del yacimiento del Mesón Gitano, a las faldas de la Alcazaba.

«Hemos despertado incluso un interés en el extranjero, concretamente en los países del norte de África», afirmó Arévalo. Por ello, –la muestra pretende vender también su carácter «integrador» al repasar un tiempo en el que Almería brilló como espejo de la cultura islámica– a la presentación estuvieron invitados miembros de entidades que trabajan en el campo de la inmigración y la cultura árabe.

Una parte fundamental será, a partir de ahora, difundir entre el público el atractivo de esta iniciativa, empezando por el catálogo, que será ‘on line’ y abierto. Cerámica, monedas, elementos constructivos, maquetas o vidrio se intercalan desde hoy ante la mirada de todo curioso que desee acercarse al museo, que abrirá sus puertas las tardes de verano para realizar actividades y que, entre otras cosas, servirá para que miles de escolares disfruten con el pasado de su provincia. Un legado, hoy, más de actualidad que nunca.