Sustituirán el 'cabezón' de la plaza de calle Trajano por un busto de Jesús de Perceval

Busto que retirarán./S. G. H.
Busto que retirarán. / S. G. H.

La presión de los vecinos, que llegaron hasta a recoger firmas contra el monolito que se instaló, ha convencido al Consistorio de cambiarlo

S. G. H.ALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería informó en el día de ayer que el monolito que actualmente se encuentra en la pequeña plaza que se creó entre las calles Trajano y Antonio Ledesma va a ser finalmente sustituido por un busto del pintor almeriense Jesús de Perceval.

A pesar de que no se han cumplido ni tres meses del final de la intervención en la zona, el Consistorio se ha visto obligado a variar sus planes debido a las quejas de los vecinos del entorno, a quienes nunca les pareció estético un monolito que fue recuperado de la antigua Casa de la Juventud. No obstante, llegaron hasta a recoger firmas contra su presencia, hecho del que se hizo eco este periódico durante el pasado mes de octubre.

Miembros de la asociación de vecinos 'Alborán' o de mayores 'Gran Sol' mostraron entonces su contrariedad por el resultado de una reforma que vino como consecuencia del derribo del cubil que se encontraba desde hace año abandonado junto al edificio de la Virgen del Mar, hoy sede del órgano de gestión tributario del Ayuntamiento de Almería.

El «cabezón», tal y como se le denomina en el barrio, preside hoy un espacio que no ha estado exento de polémica nunca. Antes de la colocación del monolito, los vecinos se pusieron en pie de guerra contra el área de Fomento, cuyo titular entonces era Carlos Sánchez, también por la construcción de unas pirámides de obra que entorpecían el paso, a juicio de unos miembros de la asociación 'Alborán' que trasladaron por otro lado al Ayuntamiento su «preocupación» al entender además que estos remates iban a servir de asiento para algunas personas amantes del 'botellón' y molestar así al vecindario.

Tras las quejas, las noticias en IDEAL y varias reuniones con los técnicos o Ana Martínez Labella, quien sustituyó en la Concejalía al hoy titular de Cultura, el Ayuntamiento decidió suavizar las pirámides cortándoles la parte de arriba, donde acabaron ubicando maceteros.

La solución aplacó la ira de los vecinos, que se pusieron como siguiente reto cargar contra la «antiestética» figura que homenajeaba a la juventud. Finalmente parece ser que han logrado su propósito: en el lugar de el 'cabezón' irá un busto del 'padre' de los pintores indalianos. «Nos parece un lugar apropiado, en pleno Centro Histórico, el emplazamiento para este nuevo homenaje de la ciudad a la figura de Jesús de Perceval», señaló ayer el alcalde en un comunicado, en el que explica que los planes municipales respecto a esta actuación pasan por recordar al pintor almeriense, además de con el busto, con una placa que recuerde su nacimiento, en 1915, y su fallecimiento, en 1985.

Fotos

Vídeos