Soterrar en Almería costará unos 200 millones y obligará a ampliar la intermodal hacia el mar

Soterrar en Almería costará unos 200 millones y obligará a ampliar la intermodal hacia el marGráfico

La mitad del coste de la obra se irá en el túnel de 1.750 metros entre el paso a nivel de El Puche y la avenida Mediterráneo

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Aún no hay fecha para la cita -el ministro la anunció para finales de este mes, aunque el propio alcalde admitió que podría ser a primeros del mes que viene-. Pero la propuesta pactada entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Almería ya está lista para que la Junta de Andalucía le dé el visto bueno y la sociedad Almería Alta Velocidad la apruebe. Este plan -el tercero desde que comenzara a hablarse del soterramiento hace más de tres décadas- supondrá ocultar bajo el suelo 1.750 metros de vías férreas, entre el paso a nivel de El Puche y el cruce de las vías con la avenida del Mediterráneo. Pero la obra se extenderá mucho más allá: entre el río Andarax y los actuales terrenos ferroviarios junto a las estaciones Intermodal y de Renfe (en desuso). En total, «unos 200 millones de euros», revelaron fuentes cercanas al proyecto, de los que más de la mitad -unos 120- se irían en la construcción del túnel de cuya primera fase, la supresión del paso a nivel de El Puche, se iniciarán las obras de forma inminente, a principios de este verano.

El nuevo plan surge del Estudio Funcional para la Optimización de los proyectos de Alta Velocidad Murcia-Almería. Un documento encargado por la exministra Ana Pastor que Ineco -la consultora pública del Estado- terminó de redactar en otoño de 2016 y al que ha tenido acceso IDEAL. En él se propone reducir la longitud del soterramiento cuyo estudio informativo fue aprobado bajo gobierno socialista, el que preveía incluso la estación bajo la rasante. Y con ello, dejando en túnel sólo el tramo entre El Puche y el cruce con la avenida del Mediterráneo -1.750 metros aproximadamente- se permite «un ahorro sustancial sobre el coste global de la actuación sin perjudicar a la permeabilidad urbana en el corredor ferroviario», advierten los técnicos especialistas en ferrocarriles del gabinete de Ineco.

«El resultado del estudio es la presentación de una nueva propuesta funcional y de trazado para la integración del corredor Murcia-Almería en la ciudad de Almería, que podrá servir de base para la redacción del correspondiente Proyecto Básico y de Construcción», advierten en el texto del documento. Así ha sido, pero con algunos cambios. Fuentes cercanas a la sociedad Almería Alta Velocidad advierten que este plan de base ha sido renegociado durante meses entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Almería. Y de esta negociación ha salido un plan «más ambicioso». Por ejemplo, si bien en el Estudio Funcional no se prevén cambios sustanciales en la estación -de hecho, llega incluso a proponer que la antigua terminal, ahora en rehabilitación para su cesión al Ayuntamiento de Almería, vuelva a ser la principal para los servicios ferroviarios- en el proyecto final sí que los hay.

Por ejemplo, relatan las mismas fuentes, la antigua estación de Renfe quedará exenta y sin uso ferroviario, sólo para su utilización por parte del Ayuntamiento de Almería una vez que éste defina cuál va a ser el proyecto de «uso ciudadano», repiten constantemente los munícipes del equipo de gobierno local, por el que se acaba optando. Y debido a ello, se posibilitará la apertura de la calle de La Marina hacia la glorieta de Manuel Fraga mediante un vial que dará al frontal de la nueva estación: una ampliación hacia el sur de la Intermodal.

Por su parte, los talleres de Renfe se trasladarán a terrenos ferroviarios situados tras el polígono industrial Sector 20, espacio en el que también se habilitará una playa de vías para la conformación de trenes de mercancías de hasta 750 metros en apoyo a la futura área logística ferroviaria del Puerto de Almería y del puerto seco de Níjar.

Entre medio, en la trama urbana, desde el paso a nivel de El Puche y hasta el cruce con la avenida del Mediterráneo, las vías irán embutidas en un túnel de 1.750 metros de longitud que permitirá derruir los pasos elevados de carretera de Níjar, de la autovía del Aeropuerto y de la avenida del Mediterráneo, así como suprimir el paso inferior existente en la actualidad entre la carrera del Doctoral y el camino de La Goleta para sustituirlos por calles al uso, en superficie. «A partir del cruce con la avenida del Mediterráneo se implanta una rampa para desarrollar con posterioridad la playa de vías de la Estación de Almería en superficie», relata el documento que ha servido de base para el proyecto. Dicha playa de vías desembocará en dos andenes de más de 400 metros de longitud que permitirán el acceso de los viajeros a los trenes estacionados en cuatro vías de ancho internacional que se utilizarán para los trenes de pasajeros con destino a Madrid y Barcelona. Habitualmente estos trenes tienen una longitud de 200 metros, pero en fechas de máxima ocupación podrían establecerse servicios en doble composición (esto es, dos trenes juntos, con el doble de plazas). Además, habrá otro andén más corto para las dos vías que se usarían para los servicios de Media Distancia con Granada, Sevilla y el resto de Andalucía.

El proyecto prevé que a la altura de la avenida del Mediterráneo continúe un ramal soterrado bajo la carretera de Sierra Alhamilla. Dicho ramal discurriría bajo tierra hasta el interior de los terrenos portuarios -y tal y como anunció el ministro Íñigo de la Serna, responsable de Fomento, continuaría así, embutido bajo el suelo hasta la fuente de Los Peces, donde saldría a la superficie-. Este proyecto sería una fase posterior en la que no se abunda, ni en el Estudio Funcional -el borrador inicial- ni en el plan que en pocos días se someterá a decisión de la sociedad Almería Alta Velocidad.

El Ayuntamiento, sin embargo, mantiene como aspiración una última fase para soterrar también la playa de vías y la propia terminal. Sería algo que se ejecutara, según sus deseos, en el largo plazo y que, sin embargo, volvería a situar la inversión total en el entorno de los 280 millones de euros, mucho más de lo que, por el momento, cuenta con el beneplácito del Ministerio de Fomento.

Más

Fotos

Vídeos