Los soterramientos de Lorca y Almería, únicos tramos del AVE a falta de desencallar

Paso a nivel en la Alameda de Cervantes, en pleno centro de la ciudad murciana de Lorca./PACO ALONSO
Paso a nivel en la Alameda de Cervantes, en pleno centro de la ciudad murciana de Lorca. / PACO ALONSO

El proyecto almeriense tiene al menos estudio informativo, pero el lorquino ni siquiera lo ha aprobado once años después de contratarse

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

El ministro de Fomento dio el miércoles carpetazo a una de las tres incógnitas que aún quedan por resolver del AVE entre Murcia y Almería: el cruce de los trenes veloces por Alcantarilla, al sur de la capital murciana. El actual trazado parte en dos la ciudad y, además, plantea la complejidad del enlace de la vía entre Murcia y Albacete por Cieza y Hellín. Íñigo de la Serna informó de que, finalmente, el Gobierno soterrará 838 metros de vía en la ciudad del área metropolitana murciana, incluido el apeadero de Alcantarilla-Los Romanos, uno de los que sirven al Cercanías entre Murcia, Lorca, Pulpí y Águilas. Era una de las grandes incógnitas que mantenía en vilo a la línea al completo: sin pasar el tren por Alcantarilla de una manera ciertamente aislada de la urbe es imposible la circulación de trenes a altas velocidades.

Sin embargo, el trazado entre las estaciones de El Carmen y la Intermodal almeriense dista de estar resuelto pese a que la mayor parte de los tramos (siete: dos en Murcia, cuatro en Almería y otro a caballo entre ambas provincias) están ya acabándose de re-redactar para adecuarlos a la nueva planificación de Fomento. Cabe recordar que el Gobierno ha pasado de planificar una línea de doble vía de ancho internacional (más la de ibérico en el tramo entre Pulpí y Murcia), a la de vía única de ancho europeo con apartaderos y puntos de cruce (más la de ibérico entre Pulpí y Murcia).

Pues bien, ni Almería ni Lorca tienen cerrado cómo verán entrar sus trenes. En Almería, con el estudio informativo del soterramiento aprobado, lo único que hay fehaciente es que el tren pasará bajo tierra unos 300 metros bajo una rotonda de nueva construcción que suprimirá el paso a nivel de El Puche. Sin embargo, el resto está en el aire. El Ayuntamiento mantiene su petición de máximos: soterramiento integral y hasta el puerto (de hecho, se niega a pensar en una conexión ferroportuaria al aire libre). Y mientras tanto, ADIF estudia la posibilidad de trasladar la estación hasta el Polígono de la Celulosa en una operación que también tendría un elevado coste debido a que habría que expropiar decenas de naves industriales.

Pero la duda más acuciante es la del paso del AVE por la ciudad murciana de Lorca. El Ministerio de Fomento adjudicó el estudio informativo sobre la integración en julio de 2007. Y a día de hoy, 11 años después de contratarse, aún no se ha aprobado. Fuentes conocedoras del proyecto de la línea de AVE entre Murcia y Almería apuntan a que habrá soterramiento en este tramo. Y no tanto por la afección urbanística, sino por la existencia de varios pasos a nivel urbanos. Sin embargo, el propio ministro lo reconoce: es una tarea por hacer. «Espero que pronto tengamos cerrada la solución técnica», advertía a la prensa.

Inicialmente, en el tramo lorquino existirán dos estaciones de Cercanías. Una de ellas, además, sería estación del AVE: la de Lorca-San Diego (a día de hoy, la estación secundaria de Lorca). Son los flecos que aún quedan por cortar para contar con un proyecto global. Y, a partir de ahí, contar con inversiones. Porque sin fondos, los proyectos no se hacen realidad.

Fotos

Vídeos