Qvision

Síntomas de la presbicia: ¿qué me pasa? No puedo leer

Síntomas de la presbicia: ¿qué me pasa? No puedo leer
En este artículo os damos algunas pinceladas sobre la presbicia para intentar explicar un poquito mejor esta condición
PATRIZIA SALVESTRINIALMERÍA

Es frecuente atender a nuestros pacientes a partir de los 40-45 años que nos comentan en consulta algunos síntomas habituales que empiezan a notar como:

- Dificultad para mantener el enfoque de los objetos cercanos

- Necesidad de alejar la tarea de cerca

- Astenopía en la lectura y desenfoque momentáneo al mirar de lejos

- Dolores de cabeza, fatiga visual y cansancio en el trabajo visual de cerca…

En general, todos ellos describen estos síntomas de manera común e, incluso, preocupados refieren que se trata de un proceso de aparición repentina. En realidad, es un proceso normal, progresivo y relacionado con la edad. En este artículo os damos algunas pinceladas sobre la presbicia para intentar explicar un poquito mejor esta condición.

El cristalino es una lente óptica natural de alto poder dióptrico situada en el interior de nuestro ojo, que tiene la capacidad, dada su flexibilidad, de cambiar de forma provocando el aumento de su poder dióptrico y permitiendo así el enfoque de los objetos cercanos. Esta flexibilidad se va perdiendo por el envejecimiento del cristalino (endurecimiento de las fibras cristalinianas) y, además, los músculos que lo rodean para propiciar su cambio de forma pueden perder su elasticidad. Estudios recientes apuntan como otra posible causa de la presbicia al cambio producido en las proteínas que lo forman.

De manera que todo este proceso es como hemos dicho, progresivo, no repentino, aunque es cierto que es a partir de los 40 años cuando comienza a ser manifiesto. Es aquí cuando frecuentemente aparecen los síntomas referidos anteriormente.

Además, la condición de la presbicia es común a todas las personas, por eso, aquellas que son también miopes, hipermétropes o astígmatas sufrirán una combinación de ambos defectos visuales, pudiendo diferir así algunos síntomas de la presbicia según el defecto refractivo previo:

- Las personas miopes, según el grado de su miopía, al quitarse su gafa o lentes de contacto pueden ver bien de cerca ya que sin esfuerzo acomodativo del cristalino podrán enfocar la imagen en su fóvea. Si llevan su gafa o lentillas tendrán las dificultades similares a cualquier otro présbita (dificultad en el enfoque de cerca).

- Los hipermétropes, por el contrario, tendrán aún más dificultad en el enfoque de cerca si no portan su corrección habitual de lejos. Incluso, es común detectar algunos hipermétropes leves que no llevan corrección de lejos pero que comienzan con síntomas de presbicia precozmente. Los síntomas de la hipermetropía y presbicia son similares, sin embargo, son condiciones diferentes. La hipermetropía es un error de refracción que se produce cuando el ojo es más corto de lo normal o tiene una córnea demasiado plana. Como resultado, los rayos de luz se enfocan más allá de la retina y no sobre ella. Generalmente, esto permite ver los objetos lejanos con claridad pero borrosos los cercanos. Mientras que la hipermetropía suele estar presente desde el nacimiento, la presbicia se desarrolla como decimos, por lo general, alrededor de los 40 años.

En cuanto al tratamiento, estas son las opciones disponibles actualmente. La idoneidad de cada opción dependerá de cada caso en particular, necesidades, circunstancias y objetivos del paciente.

Es preciso un examen oftalmológico completo y asesoramiento del profesional de la salud visual (oftalmólogo y optometrista) en función del resultado de esa exploración:

- Corrección con gafas. En cualquiera de sus modalidades disponibles, gafa solamente para cerca, progresivos, progresivos ocupacionales personalizados…

- Corrección con lentes de contacto progresivas.

- Corrección con la combinación de las dos opciones: lentes de contacto (con prescripción de lejos) + gafa de cerca.

- Cirugía refractiva con láser. Actualmente se practican tratamientos de tallado corneal mediante láser Supracor, una técnica similar al procedimiento Lasik.

- Cirugía con implante de lentes intraoculares multifocales y acomodativas.

Fotos

Vídeos