Los sindicatos de Enseñanza anuncian movilizaciones desde el inicio del curso

Casi 8.000 alumnos se incorporarán por primera vez al sistema educativo en alguno de los 468 centros públicos con los que cuenta Almería. / J.L. PASCUAL

Durante el presente año han desaparecido 12 aulas prefabricadas y el objeto de la consejería es que se puedan retirar otras ocho más| La Junta de Andalucía destaca el incremento de docentes y la apuesta por los servicios

J. L. PASCUALALMERÍA

El nuevo curso escolar 2017-2018 ya tiene cifras oficiales, ayer las pusieron sobre la mesa la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Gracia Fernández, y la delegada provincial de Educación, Francisca Fernández, en lo que se acabó convirtiendo, además, en un amplio repaso a la actualidad en esta materia en la provincia, desde las obras de climatización pasando por la retirada del amianto o las aulas prefabricadas que desde la administración autonómica defienden que están en «buenas condiciones».

Si en la previa a esta comparecencia la Consejera Sonia Gayá confirmó que habría un aumento de docentes para el presente curso, ayer se destacó que en Almería se contará con una plantilla compuesta por 10.476 docentes, lo que supone casi 400 más que el curso anterior, Su labor será atender a un total de 160.033 alumnos de enseñanzas no universitarias, de los que 7.965 de son escolares de tres años que se incorporan por primera vez a las aulas en 486 centros sostenidos con fondos públicos.

La delegada del Gobierno, durante la presentación, destacó el aumento de la plantilla docente, «el mayor de la última década en Andalucía», y se refirió a las medidas de apoyo al profesorado público, entre ellas el refuerzo de la formación permanente y la intensificación de las iniciativas que ya funcionan para desburocratizar la administración educativa, una de las grandes reclamaciones de sindicatos y organizaciones como Docentes por la Pública durante los últimos años.

Gracia Fernández señaló como objetivos de la Junta en este curso académico el avance en la atención personalizada del alumnado, la consolidación de la Formación Profesional y la puesta en marcha de la nueva Estrategia para la Convivencia Escolar en Andalucía con atención a los grupos más vulnerables y al fenómeno del acoso escolar y el ciberacoso.

En este sentido, recordó que «la Junta defiende el derecho a la educación y garantiza un sistema educativo público basado en la equidad y en la igualdad de oportunidades», algo que avaló con las inversiones en infraestructuras educativas, el mantenimiento y ampliación de los distintos planes y programas de servicios complementarios como el transporte, aula matinal, comedor y actividades extraescolares y las bonificaciones para apoyar a las familias. Durante el curso 2017-18, un total de 176 centros de la provincia cuentan con comedor escolar para atender a 17.893 estudiantes una cifra que, previsiblemente, pueda subir una vez que comience el curso.

El servicio de aula matinal está en 136 centros con 9.899 usuarios y 159 centros ofertan actividades extraescolares con 13.635 usuarios. La delegada de Educación, Francisca Fernández, informó de la entrada en vigor del nuevo decreto que regula los servicios complementarios y que el que se recoge que la prestación del servicio de comedor en los centros autorizados quedará garantizada no sólo cuando el alumnado sea usuario de transporte escolar o cuando se encuentre en situación de dificultad social extrema, sino también cuando quienes ostenten la guardia y custodia del alumno realicen una actividad laboral o profesional remunerada que justifique la imposibilidad de atenderlo en el horario establecido para la prestación del servicio. Esta circunstancia podrá acreditarse en el momento en el que suceda a lo largo del curso.

En cuanto al transporte escolar gratuito, 15.690 niños se beneficiarán de este servicio en las 172 rutas autorizadas que atienden a 159 centros con transporte ordinario y 116 con transporte especial. La Junta destinará a este programa unos 12 millones de euros. La delegada de Educación subrayó el mantenimiento de la oferta de programas con los que la Junta «contribuye significativamente a mitigar el gasto que el curso escolar supone para las familias».

A través de la gratuidad de algunos servicios y del sistema de ayudas vinculados a otros, un hogar almeriense puede llegar a contar, según la administración andaluza, con hasta 5.000 euros en bonificaciones. Francisca Fernández recordó que «en Andalucía, a diferencia del resto de comunidades autónomas, se mantiene la gratuidad de libros de texto en las enseñanzas obligatorias y la gratuidad del transporte escolar, incluido el de los estudiantes de etapas post obligatorias».

En este curso, apuntó la delegada de Educación, no se incrementan «los precios públicos de las escuelas infantiles de 0 a 3 años ni de los servicios complementarios, mientras se mantiene el sistema de bonificaciones que permite, por ejemplo, que más de la mitad de los usuarios de comedores escolares lo haga de forma gratuita».

Obras del verano

En cuanto a las infraestructuras y equipamientos, la titular de Educación se refirió al esfuerzo realizado durante todo el año y, especialmente en los meses de verano, en la ejecución de cerca de 70 actuaciones que incluyen la construcción de centros, las obras de ampliación y reforma, la retirada de aulas prefabricadas, la eliminación del amianto y las vinculadas a la mejora de la climatización, previas a la aplicación del Plan de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética en los centros escolares. Francisca Fernández destacó la eliminación en 2017 de veinte aulas prefabricadas y anunció la retirada de otras doce antes de fin de año.

En el ámbito de la atención a la diversidad, el 95% de la población escolar con necesidades educativas especiales está escolarizada en centros ordinarios y el resto en centros específicos de educación especial sostenidos con fondos públicos, «un dato que avala el compromiso y la apuesta de la Junta por la inclusión educativa real de todo el alumnado», señaló la delegada de Educación.

Cada año se incrementan los recursos especializados en función de las necesidades detectadas y este curso se han creado cinco nuevas aulas para la atención del alumnado con Trastornos del Espectro Autista y tres nuevas Aulas Específicas en centros ordinarios, que hacen un total en la provincia de 145, también hay tres nuevos recursos de Audición y Lenguaje, así como tres nuevos maestros de Pedagogía Terapéutica especializados en Trastornos Graves de Conducta.

En el marco del Plan Estratégico del Desarrollo de las Lenguas, la provincia de Almería contará este curso con 103 centros bilingües, un programa al que se incorporan siete colegios e institutos: CEIP Rafael Alberti (Almería); CEIP Juan Sebastián Elcano (San Isidro, Níjar); CEIP Inmaculada Concepción (Alhama); IES Algazul (Roquetas de Mar); IES Manuel de Góngora (Tabernas); IES Celia Viñas (Almería) e IES Los Ángeles (Almería).

Además, dos nuevos ciclos formativos bilingües de grado superior se suman a los siete ya existentes. Se trata de Animación Sociocultural y Turística en el IES Gaviota de Adra y Gestión Administrativa en el IES Campos de Níjar de Campohermoso. El alumnado incluido en el programa de bilingüismo en Almería para el curso 2017-2018 sobrepasará los 31.600, atendidos por 550 profesores, que contarán con la colaboración de 96 auxiliares de conversación, 17 más que el curso pasado.

En cuanto al proceso de transformación de la Formación Profesional hacia una mayor adaptación de la oferta de ciclos formativos a las necesidades de los distintos sectores productivos de la provincia, en Almería se amplía la oferta formativa de FP Inicial en un total de 12 títulos que se imparten en nueve centros. La Junta continúa impulsando la modalidad de FP DUAL que permite a los estudiantes adquirir sus competencias profesionales entre el centro y la empresa.

Fotos

Vídeos