Siete de cada diez vehículos que circulan por Almería tienen más de una década

Almería ha experimentado en el último año en su parque automovilístico un aumento del 9% de los vehículos con más de diez años./IDEAL
Almería ha experimentado en el último año en su parque automovilístico un aumento del 9% de los vehículos con más de diez años. / IDEAL

El parque automovilístico almeriense envejece año tras año y la DGT advierte de los peligros que conlleva ir al volante de un coche viejo

F. GAVILÁNALMERÍA

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil van a llevar a cabo a partir de este lunes y hasta el próximo domingo una campaña especial en las carreteras de la provincia de Almería sobre las condiciones del vehículo.

Los agentes de la Benemérita implementarán los controles a lo largo de siete días con el objetivo de revisar los elementos de seguridad de los automóviles, como neumáticos, alumbrado o ITV.

517.761
son los turismos, camiones, motos y demás vehículos que forman el parque automovilístico de Almería.
357.758
son los vehículos que circulan por la provincia y que tienen una antigüedad superior a los diez años.

Según advierten desde la Dirección General de Tráfico (DGT), la antigüedad del vehículo supone un factor de riesgo y aumento de las posibilidades de sufrir un accidente de circulación. De hecho, los vehículos más antiguos «carecen de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados de su uso», sostienen desde la DGT.

En este sentido, el parque automovilístico de Almería no para de envejecer. Pese a las siete ediciones del Plan Pive, impulsado por el Gobierno central para revitalizar el sector del automóvil en los años más virulentos de la crisis, casi siete de cada diez vehículos que circulan actualmente por la red carreteras de la provincia, el 69,09% del total, tienen más de una década de vida a sus espaldas.

En concreto, un total de 357.758 vehículos inscritos en el parque automovilístico almeriense acumulan en sus espaldas más de dos lustros de antigüedad, lo que supone un incremento de más del 9% de automóviles desfasados respecto al pasado año. A ello hay que sumarle los 102.857 de los turismos, camiones, autobuses y motocicletas que cuentan con más de veinte años de funcionamiento, un preocupante 19% del total.

Según los datos ofrecidos a este periódico por la Jefatura Provincial de Tráfico, la edad media de los turismos, camiones, autobuses y motocicletas es superior a los doce años, cinco puntos más que en 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica.

Problemas de seguridad

La excesiva vejez de estos medios de transporte, una realidad que también se cumple en el conjunto del país, preocupa y mucho a la Dirección General de Tráfico (DGT). La razón no es otra que los problemas de seguridad que pueden sufrir los conductores al circular con un vehículo que ya ha rebasado su vida útil, cuya media se sitúa en torno a los 15 años.

Tráfico advierte de que el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con los automóviles con un lustro. En comparación con los turismos de hasta cuatro años, «el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior a los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los coches de 15 a 19 años», explican desde la DGT.

A esta realidad hay que sumar el número de vehículos que circulan sin la ITV en vigor o sin el seguro obligatorio. Se calcula que unos 20.000 podrían circular a día de hoy por las carreteras almerienses sin la documentación en regla y la pertinente inspección reglamentaria.

De hecho, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sancionó sólo en siete días a un total de 83 conductores por circular por las carreteras de la provincia sin la ITV en vigor en el último dispositivo especial realizado en la provincia.

Sin la ITV en vigor

Cabe recordar, además, que circular con un automóvil sin pasar la inspección técnica reglamentaria constituye una infracción grave que se sanciona con multa de 200 euros. Hacerlo con la revisión de la ITV con resultado desfavorable, es decir, que en ese momento están inhabilitados para circular por las vías públicas, excepto para trasladarlo al taller para su reparación o para acudir a la estación ITV y someterse de nuevo a la comprobación de que se han subsanado los defectos que dieron lugar al resultado negativo, constituye infracción muy grave y se sanciona con multa de 500 euros, además de la inmovilización del vehículo.

Fotos

Vídeos