Y al séptimo día llegó... ¿la solución?

Rafael Villegas y Luisa Orcera, presidente y vicepresidenta de Asoproal, llevan siete días en huelga de hambre./F. G.
Rafael Villegas y Luisa Orcera, presidente y vicepresidenta de Asoproal, llevan siete días en huelga de hambre. / F. G.

Los representantes de las autoescuelas cumplen una semana en huelga de hambre | La reunión que celebran hoy examinadores y Gobierno podría acabar con un conflicto que ha generado un millón de euros en pérdidas al sector

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNAlmería

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Almería (Asoproal), Rafael Villegas, y la vicepresidenta de la asociación, Luisa Orcera, cumplirán hoy siete días a base de suero y agua. La huelga de hambre que emprendieron hace una semana ante la «situación extrema» que atraviesa el sector como consecuencia de la huelga de los examinadores por su conflicto con la Dirección General de Tráfico (DGT), ya se hace palpable en sus cuerpos y en sus caras. «Estamos deshidratados, es muy duro», reconoce Villegas a este periódico a las puertas de las autocaravanas instaladas frente a la Jefatura Provincial de Tráfico en las que se pueden leer pancartas reivindicativas.

Ambos representantes del sector han recibido durante estos días de protesta la visita de la mayoría las 190 de autoescuelas que existen en la provincia. No es para menos, ya que el presidente y la vicepresidenta de Asoproal son los únicos en toda España que han decidido dejar de comer ante el «declive» que sufre el sector desde el pasado mes de junio, cuando los examinadores de tráfico, funcionarios adscritos al Ministerio de Interior, iniciaron una huelga en la que exigían una serie de mejoras: incremento de la plantilla y complementos por la especificidad de su trabajo, entre otras.

2.500
son los exámenes que se han suspendido en Almería desde que se inició la huelga en junio.
190
son las autoescuelas que operan en la provincia, la mayoría están asociadas a Asoproal.

La lucha de las autoescuelas de la provincia y del conjunto del país para que el Gobierno central y los examinadores lleguen a un acuerdo que ponga fin al conflicto parece que tendrá sus frutos a lo largo de esta jornada. Esta mañana, a partir de las 11 horas, miembros de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) y representantes del Ejecutivo se sentarán a negociar y parece «que hay voluntad para llegar a un acuerdo».

Así lo indicó a este periódico la vicepresidenta de Asoproal, Luisa Orcera, quien confirmó que finalizarían hoy la huelga de hambre si la situación vuelve a la normalidad. «Esperemos que lleguen a un acuerdo que sea satisfactorio para ambas partes y se solucione el problema», añadió Villegas, al tiempo que apuntó que el sector confía en que los paros parciales, que han tenido un impacto negativo millonario, según los datos del sector, se acaben.

Pérdidas millonarias

Cabe recordar que las autoescuelas almerienses han estimado en torno a un millón de euros las pérdidas sufridas desde el inicio de la huelga de los examinadores de tráfico ante su conflicto con la DGT desde junio. Un hecho que ha supuesto la suspensión de unas 2.500 pruebas en la provincia y el cierre de dos centros y «muchísimos» despidos entre el personal administrativo y profesores, ya que el sector sostiene unas 600 familias.

«Es una situación extrema, tenemos la esperanza de que nuestra huelga sirva para que esto se corte ya porque no podemos aguantar más, esto es catastrófico, estamos sin trabajar y tenemos que hacer frente a todos los pagos y esto es inviable, a parte de que no hay precedentes de que una huelga se haya prolongado en el tiempo, porque ya va para seis meses», reflexionó el presidente de Asoproal tras indicar que también ha recibido el apoyo moral de los examinadores de tráfico que operan en Almería.

Las autoescuelas esperan que la reunión que se celebra hoy entre examinadores y Gobierno les saque del «precipicio económico» en el que llevan medio año.

Fotos

Vídeos