¿Sabes comprar pescado? Sigue estas sencillas pautas

Venta de pescado en un mercado. /IDEAL
Venta de pescado en un mercado. / IDEAL

Almería es conocida por muchas cosas, una de ellas por la excelencia y la calidad de sus pescados. Ahora bien, se trata de un producto delicado y hay que tener cuidado a la hora de comprarlo y de conservarlo

A. MALDONADOAlmería

La Organización de Consumidores y Usuarios, en su página web, desvela las claves para acertar al comprar pescado: las diferentes especies, sus nutrientes, el etiquetado o sus múltiples preparaciones.

Comprar el mejor pescado no es una tarea fácil. Nada más morir un pez empiezan a proliferar en su superficie distintas bacterias, y avanza muy rápidamente la degradación y descomposición de los tejidos y moléculas del animal. Por ello, es básico que desde el mismo momento de la captura se empiecen a tomar medidas.

Es preferible que se haya utilizado un método de pesca que no agote demasiado a los peces (no son buenas las redes), pues de lo contrario se acelera su descomposición; que el manejo de los ejemplares sea cuidadoso para evitar incisiones, que son una puerta de entrada de las bacterias; o que todos los pescados capturados se refrigeren a la mayor brevedad a 0 °C.

El consumidor final lo único que tiene en sus manos es comprar el pescado más fresco posible y conservarlo en casa en óptimas condiciones. Para ello, obviamente es imprescindible saber distinguir el pescado fresco del pasado. Bastan unas sencillas pautas para lograr distinguir si un pescado está fresco o pasado:

1.- Es un buen signo que el pescado esté envuelto por hielo o, al menos, que esté sobre una base de hielo.

2.- En la pescadería no debe haber grandes montones de pescado.

3.- Se debe colocar en cajas, sobre una superficie inclinada, para permitir la salida de líquidos.

4.- Las fuentes de calor, como unos focos de luz dirigidos al pescado, no facilitan la conservación.

5.- No es una buena práctica que se riegue o pulverice el pescado con agua. Puede ser una forma de enmascarar la falta de frescura, pues gracias al agua el pescado brilla más y no parece reseco.

Consérvalo bien

Para conservar el pescado de manera óptima sigue estas pautras:

1.- Quítale las vísceras lo antes posible,salvo que resulten necesarias para su preparación culinaria, como en las anchoas en salazón. Después, l

2.- Lávalo con agua por fuera y por dentro, limpiando bien la cavidad abdominal.

3.- Guarda el pescado en un envoltorio o envase hermético para que no se reseque y no se escapen sus jugos, ya que pueden contaminar otros alimentos en el frigorífico.

4.- El pescado que vayas a comer en menos de 48 horas, guárdalo en la nevera, donde más se acerque la temperatura a los 0 ºC.

5.- Lo que no vayas a consumir en dos días, congélado. Aguntará hasta 3 meses si es pescado azul, y hasta 6 si es pescado blanco.

6.- Los peces pequeños, tipo sardina o boquerón, no conviene congelarlos, excepto para matar sus parásitos (anisakis), en cuyo caso basta con 24 horas. Para evitar la intoxicación por anisakis, también es importante que toda la carne del pescado quede bien hecha.

Etiquetado

En el pescado fresco, la etiqueta debe indicar el nombre comercial, el método de producción pesca extractiva, pescado en aguas dulces, criado o de acuicultura, marisqueo, el nombre de la zona de captura o cría, el modo de presentación (eviscerado, con o sin cabeza, cocido, fileteado, descongelado, otros) y el peso neto (si es envasado).

Temas

Pesca

Fotos

Vídeos