Rotondas, un quebradero de cabeza

La rotonda de la plaza Barcelona es una de las más conflictivas de la capital./F.G.
La rotonda de la plaza Barcelona es una de las más conflictivas de la capital. / F.G.

Tráfico intensifica a partir de mañana la vigilancia en estos elementos, muy conflictivos debido al desconocimiento de los conductores. Muchas glorietas de la provincia registran hasta tres accidentes al día

F. GAVILÁNALMERÍA

«Un tipo especial de intersección caracterizado por que los tramos que en ella confluyen se comunican a través de un anillo en el que se establece una circulación rotatoria alrededor de una isleta central». Así define la Dirección General de Tráfico (DGT) las rotondas, un elemento de circulación que cada día está más presente en las ciudades y que se ha convertido, por desconocimiento o irresponsabilidad, en el principal quebradero de cabeza de los conductores.

Para encontrar la primera rotonda de la historia hay que remontarse hasta 1907. En ese año se instaura la circulación giratoria en sentido único en la plaza Charles de Gaulle y en la plaza de la Nación, en París. A pesar de que ya han pasado más de cien años de esta efeméride y de cuatro décadas desde que este elemento de circulación apareció por primera vez en España, todavía hay muchos conductores que se preguntan cómo debe circular por estas intersecciones y algunos incumplen de manera sistemática las reglas básicas al acceder a ellas.

En Almería, al igual que en el resto de España, existen una gran variedad de rotondas y algunas registran una media de hasta tres accidentes al día. Muchos apuntan a que el motivo no es otro que el desconocimiento de los conductores sobre su funcionamiento. Según apuntan desde la Jefatura Provincial de Tráfico, «existen una gran variedad de glorietas, pero en todas ellas el conductor debe tener en cuenta los mismos principios: ceder el paso a quienes están dentro de ella y escoger el carril que considere más adecuado en función de la salida que vaya a tomar».

Ocho de cada diez muertos en glorietas tuvieron un accidente cuando se disponían a incorporarse

Ante el alto nivel de accidentalidad registrado en las glorietas, la DGT ha decidido poner en marcha una campaña en todas las provincias andaluzas con el objetivo de vigilar y reforzar la necesidad de mejora de la circulación dentro de estas intersecciones. Así, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, apoyados por las distintas policías locales, incrementarán los controles en las rotondas más concurridas de la provincia de Almería a partir de mañana y hasta el próximo domingo.

El nivel de accidentalidad en rotondas sigue creciendo con el paso de los tiempos. Según un estudio publicado el pasado año del centro de estudios Ponle Freno-AXA de seguridad vial, dos de cada tres conductores desconocen quién tiene prioridad en la incorporación a las rotondas, una maniobra que ocasiona el 54% de los accidentes registrados en 2015 en España en una rotonda.

Una de las mayores controversias que le surgen a los conductores a la hora de salir de una glorieta consiste en saber si es posible salir directamente de esta cuando se está circulando por el carril izquierdo. La respuesta es no, salvo que «la circulación dentro de la glorieta estuviera convenientemente señalizada y encauzada mediante marcas viales», destacan fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico, quienes señalan que en este caso la salida podría efectuarse desde el carril interior y el de la derecha. «Aunque hay que recordar que si el carril exterior no estuviese ocupado, la norma obliga a ocuparlo».

¿Y si el carril exterior está ocupado? En esta ocasión, Tráfico indica que si no se ha podido situar a tiempo en el carril de la derecha, «no se puede detener en medio de la glorieta esperando a que el resto de vehículos le dejen pasar para salir.

Y tampoco se puede forzar la salida cortando la trayectoria a los que están en el carril exterior». La DGT indica que los conductores «deben de dar una vuelta más y procurar situarse con suficiente antelación en el carril exterior».

Desde la DGT insisten: «Hay que tener en cuenta que no existen carriles establecidos en función de la salida que vaya a tomar». En ese sentido, indican que la glorieta es una vía de sentido único, generalmente con varios carriles, que tiene las salidas situadas en su carril derecho, como si se tratara de una autovía.

Otro de los quebraderos de cabeza de los conductores a la hora de hacer uso de las glorietas se produce al acceder a estas. Según recomienda Tráfico, una vez dentro de las rotondas, «tiene preferencia el vehículo que está ocupando un carril respecto al que va a acceder a él». Pero, ¿y para salir de ellas? La DGT apunta a que «es imprescindible situarse previamente en el carril exterior y si no ha sido posible, efectuar un nuevo giro para colocarse con tiempo en esa posición».

El informe de Ponle Freno-AXA también pone en evidencia que el 80% de las víctimas mortales en accidentes en glorietas en 2015 se produjo cuando los conductores se disponían a incorporarse a las mismas.

Fotos

Vídeos