Un rodaje para aprender e integrar

Grabación de una escena de exterior en una de las vías principales del barrio almeriense de El Puche./IDEAL
Grabación de una escena de exterior en una de las vías principales del barrio almeriense de El Puche. / IDEAL

Jóvenes de El Puche realizan un cortometraje en el que muestran cómo es un día cualquiera en su barrio

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

El cine como herramienta de integración. Es el objetivo de una actividad que Almería Acoge está llevando a cabo con jóvenes del barrio de El Puche dentro de las acciones que esta oenegé realiza desde hace años con este colectivo compuesto, en su mayoría, por inmigrantes de primera, segunda o tercera generación pero también por adolescentes de etnia gitana que residen en esta zona de la capital.

La idea surgió, según explica el coordinador de Infancia y Juventud de Almería Acoge en este barrio, Óscar Bleda, tras el rodaje de un documental sobre El Puche realizado en sus calles y, por supuesto, con sus vecinos como protagonistas. «Se quería enseñar las otras caras de esta zona de Almería y vimos que era un elemento que permitía trabajar muchos valores», comenta el coordinador del proyecto.

Así, con esta idea por bandera, contactaron con Cine Joven para impartir un taller de seis semanas sobre cine en el que participaron entre 15 y 20 jóvenes del barrio de 14 a 18 años. Finalizada esta formación en materia cinematográfica, tenían solo un día para realizar la grabación del cortometraje. «Estuvieron rodando de nueve de la mañana a siete de la tarde. Son muchas horas de trabajo para ellos pero no hubo ningún problema», manifiesta un orgulloso Óscar Bleda.

Los chicos y chicas de El Puche son los creadores de una historia que «gira en torno a ellos», remarca el coordinador de la iniciativa quien quiere dejar claro que, durante esta experiencia, «nosotros guiábamos y ellos hacían todo». De este modo, durante una larga jornada de trabajo fueron cámaras, sonidistas o actores y, como tal, debían coordinarse y trabajar en equipo.

El cortometraje, que ahora se encuentra en pleno proceso de montaje por parte de Cine Joven, habla sobre la estigmatización del barrio. Para ello, cuentan la historia de una persona que se adentra en El Puche por primera vez, mostrando sus reacciones, lo que ve y lo que siente. Reflejo, todo ello, de lo que estos jóvenes viven a diario y que, ahora, se ha convertido en una película corta que mezcla ficción y documental.

Aún no tienen fecha de estreno prevista para el resultado final de esta experiencia pero pretenden hacer una «pequeña presentación» en el barrio así como llevarlo a otros centros de enseñanza de Almería. «Queremos que sean ellos mismos quienes lo presenten», indica Bleda. No en vano, los jóvenes de El Puche son sus creadores.

Aunque, más allá del resultado final, esta actividad -como tantas otras que realiza Almería Acoge en El Puche- tiene un objetivo integrador. «Intentamos llenar sus espacios de ocio y tiempo libre al tiempo que trabajamos en valores y capacidades emocionales a través de actividades deportivas, culturales o talleres profesionales», indica. Aunque estas actividades no son gratuitas sino que los chicos y chicas que quieres participar en ellas deben firmar un contrato que les 'obliga' a cumplir con sus deberes como estudiantes.

Fotos

Vídeos