Más retrasos para la Casa del Mar por problemas en la estructura

Esqueleto del edificio de la Casa del Mar. /Sergio González Hueso
Esqueleto del edificio de la Casa del Mar. / Sergio González Hueso

La Junta ya ha informado a los vecinos de que debido a «deficiencias» en el esqueleto del edificio tendrá que modificarse el proyecto de obra

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

Los vecinos del barrio de Pescadería han recibido esta semana malas noticias por parte de la Junta de Andalucía. Concretamente de la Delegación Territorial de Salud de Almería, cuyo titular, José María Martín, ha mantenido una reunión con las dos asociaciones más importantes de esta barriada para confirmarles que debido a problemas surgidos en las obras de rehabilitación de la Casa del Mar estas tienen que ser detenidas y replanteadas.

Según informó ayer la Delegación en un comunicado, en el curso de los trabajos la empresa que los ejecuta ha detectado una serie de «deficiencias» en la estructura que pone en riesgo las garantías de seguridad con las que están obligados a desarrollar las obras. Esto supone una modificación en el proyecto sobre el que se basa esta remodelación, que ahora se enfrenta a nuevos retrasos.

Martín explicó a los vecinos que «ante el riesgo para la seguridad que suponen las deficiencias detectadas se hace necesario modificar el proyecto de obras previsto, para derribar en su totalidad la antigua estructura y poder levantar una nueva, con todas las garantías», se hace saber en una nota, donde el propio delegado asegura que estos cambios en el documento «requieren a su vez cumplir con todas los plazos establecidos en la ley».

Pese a que se compromete a trabajar en esta tramitación administrativa «con la mayor agilidad posible» para afectar lo menos posible a las obras, lo cierto es que ya asumió frente a los vecinos que tal eventualidad «puede suponer algún retraso en los plazos previstos», sin concretar nada más al respecto.

Para finalizar, quiso mandar un mensaje de tranquilidad y disculparse por estos problemas. Trasladó así su «comprensión» ante las molestias que está ocasionando esta obra y «que son inevitables en trabajos de la complejidad y la envergadura de la reforma de este edificio histórico de la ciudad de Almería», apuntó.

Cabe recordar que las obras comenzaron el pasado mes de agosto con un plazo máximo de ejecución de 22 meses. Se adjudicaron a Dragados por un importe algo superior a 2,5 millones de euros y tras más de un lustro de espera desde que, allá por el año 2009, debido al mal estado del edificio, este cerrase sus puertas siendo entonces el centro de salud referencia del barrio. Los vecinos esperan que este vuelva pronto a ser lo que era.

Fotos

Vídeos