El Puerto no renunciará al ferrocarril aunque tenga que llegar en superficie

Puente ferroviario sobre la Rambla, en desuso desde la supresión de la conexión ferroportuaria en los años ochenta./M.M.
Puente ferroviario sobre la Rambla, en desuso desde la supresión de la conexión ferroportuaria en los años ochenta. / M.M.

La presidenta de la Autoridad Portuaria espera poder alcanzar un acuerdo con el Consistorio en base a argumentos técnicos y económicos

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

El Puerto de Almería sigue en sus trece: no está dispuesto a renunciar a las potencialidades comerciales y laborales que le aportarían el volver a contar con conexión ferroviaria en sus propios muelles. Ni siquiera si, por cuestiones económicas o técnicas hubiera que renunciar a que las locomotoras lleguen a los suelos portuarios en superficie, como lo hacían históricamente hasta que en los años 80 se extendiera asfalto sobre los raíles. «Nosotros como puerto tenemos un objetivo irrenunciable, que es el de contar con el tren en nuestros muelles. Lo necesitamos si queremos seguir creciendo y trabajando en el futuro», argumentaba ayer a preguntas de este diario la propia presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería, María del Carmen Ortiz.

«¿Cuál será la fórmula? Tendrán que decirlo los técnicos», aseveró la recién nombrada como responsable de la gestión de las instalaciones portuarias. «Hay un estudio de alternativas de Fomento. Habrá que ponerlo sobre la mesa y, en base a los criterios técnicos y presupuestarios, consensuarlo y ver cuál es la más idónea», advirtió, a lo que añadió, no obstante, que tiene conocimiento de que una conexión soterrada «es difícil». «Me lo habían dicho incluso los ingenieros de la casa, que no es imposible pero sí complicada», rememoró.

La presidenta de la Autoridad Portuaria almeriense efectuaba esta valoración después de que el jueves, en la presentación de las jornadas convocadas por la Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería y el Colegio Oficial de Arquitectos de Almería sobre la red ferroviaria en la capital almeriense, el decano de dicho colectivo profesional, José Eulogio Díaz, considerara que una conexión ferroportuaria soterrada tendría «problemas técnicos» que permiten pensar en su falta de viabilidad. Para conectar las vías del tren con el recinto portuario de forma completamente soterrada sería necesario un cajón bajo la Rambla, muy cerca del mar, que supondría una muy compleja construcción que, a su vez, tendría un coste muy elevado, razón por la que el decano se mostró proclive a abrir un debate sin exclusiones sobre las posibles conexiones de futuro entre ambas infraestructuras de transporte.

El Ayuntamiento de Almería nunca ha sido demasiado entusiasta con este proyecto. Pero tampoco ha expresado su oposición siempre que esta conexión sea completamente soterrada, algo que encarecería sobremanera su construcción y que podría llegar a convertirlo en económicamente inviable. En el marco del proyecto Puerto-Ciudad, el Consistorio ha pactado con la Autoridad Portuaria de Almería encargar un diseño de máster plan que, en ninguno de los casos, sea excluyente de esta futura interconexión ferroportuaria.

Puertos del Estado también ha sido radicalmente contundente al respecto de la conexión ferroportuaria en la capital: «Almería tendrá, sí o sí, ferrocarril hasta el Puerto». «Mi compromiso personal y el del Ministerio», insistió José Llorca, presidente del organismo público estatal, en declaraciones a este diario, «es que Almería va a tener ferrocarril con los muelles».

Fotos

Vídeos