Así será la reforma del torreón de Cabo de Gata de Almería

Así será la reforma del torreón de Cabo de Gata de Almería

El Ayuntamiento presenta el que ha sido proyecto ganador en el concurso de ideas convocado para recuperar el uso de esta fortificación abandonada en este barrio de Almería

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Sin muro perimetral, rehabilitado sin apenas intervención y con unas estancias a su alrededor que simulan pequeñas embarcaciones varadas en la playa. A esto se parecerá la puesta en valor que el Ayuntamiento de Almería, a través del Plan de Turismo de Grandes Ciudades, va a realizar en el torreón defensivo del barrio de San Miguel de Cabo de Gata, puerta de entrada del parque natural. Entre las 99 propuestas que se habían presentado en el concurso de ideas convocado por el área de Promoción de la Ciudad con la ayuda del Colegio de Arquitectos de Almería, finalmente el jurado ha seleccionado el planteamiento del prestigioso estudio de arquitectura ‘Cano Lasso’, autor, tal y como informa el Ayuntamiento, de entre otros el Madrid Arena o el Pabellón de España en la Exposición Universal del 92.

El arquitecto Alfonso Cano Pintos ha sido por tanto quien se ha llevado el 'gato al agua'. Obtendrá 41.000 euros en reconocimiento a sus honorarios al ser elegida su redacción del proyecto básico de ejecución y dirección facultativa como la mejor de todas. El segundo lugar ha sido para Pedro Francisco Martínez Moreno, arquitecto almeriense, al que le corresponde una gratificación de 2.000 euros. Y el tercero, ha ido a parar a un estudio ubicado en Granada y compuesto por cuatro arquitectos, Pablo Laguna, Álvaro Calvo, Antonio Merina y Cayetano de la Torre, y la historiadora del Arte Julia García González, que se llevarán 1.000 euros.

El proyecto

Según se especifica en el acta del jurado, el valor del proyecto radica en “la vivifiación de la torre como elemento protagonista de la intervención y como respuesta a un paisaje natural sin añadidos, proponiendo una actuación mínima y limpia tanto ambiental como patrimonialmente”. La principal característica de la propuesta es que se acaba con el aislamiento del conjunto entre otras cosas porque se elimina el muro perimetral que actualmente mantiene cercado la fortificación, que otrora fue un puesto de control de la Guardia Civil.

Para acompasar al entorno y teniendo en cuenta que la intención del Ayuntamiento de Almería es que en este lugar se ubique la oficina de turismo que actualmente se encuentra en la Iglesia de las Salinas, de donde se moverá. El proyectista propone sacar estas dependencias fuera del torreón para ubicarlas en una estancia exterior que simularía desde fuera un barca varada en la arena. Junta a ella, otras dos pequeñas embarcaciones que serían, por un lado, unos aseos y, por otro, un almacén. En lo que respecta al torreón, este se usaría como sala de exposiciones con un muy marcado carácter audiovisual y también como mirador en su planta superior.

En este sentido, el arquitecto ganador del concurso precisa que la oficina de información turística se sitúa fuera de la torre -aunque también podría ir ubicada en su interior- "para dejar la planta baja de ésta como sala audiovisual que permita envolver al visitante con los espacios singulares del parque natural, mediante proyección circular en las paredes", señaló, para a continuación añadir que la recuperación de la torre la ha pensado mediante la mínima actuación, "realizando sólo operaciones necesarias para garantizar la durabilidad, usando sólo materiales originales o compatibles con los mismos. La seguridad de los visitantes se efectuará mediante elementos metálicos finos y de elegante diseño y la cubierta se convertirá en un excepcional mirador de la bahía, del Cabo y de Las Salinas, disponiendo en ella telescopios e información que permita la interpretación de lo observado”, apuntó Alfonso Cano.

Fotos

Vídeos