Parón en el minuto 27: la emocionante idea del balonmano en solidaridad con Gabriel

Capitanes y árbitros posan con una camiseta solidaria. / Delegación almeriense de la Federación Andaluza de Balonmano
Deporte

El partido celebrado ayer en Carboneras, de segunda nacional masculina, entre los equipos Balonmano Carboneras y Club Balonmano Bahía de Almería hizo un tiempo muerto extraordinario para rendir homenaje al pequeño desaparecido por parte del comité de árbitros de la Delegación almeriense de la Federación Andaluza de Balonmano

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

La solidaridad de los almerienses con Ángel Cruz y con Patricia Ramírez, padre y madre de Gabriel Cruz, el menor desaparecido el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas Bajas, Níjar, cuando recorría un camino de apenas cien metros, está dejando imágenes tras de sí absolutamente emocionantes.

Una de ellas tenía lugar ayer tarde en el Pabellón de Carboneras, donde se disputaba el partido de segunda división nacional masculina entre los equipos Balonmano Carboneras y Club Balonmano Bahía de Almería.

De modo extraordinario, los árbitros pitaron tiempo muerto en el minuto 27 del partido, el coincidente con el día en el que se produjo la desaparición del pequeño en una zona semidesértica del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Y entonces, con la complicidad de los clubes, los capitanes y los árbitros se situaron en el centro de la cancha para ponerse camisetas con el rostro del pequeño y rendir un cariñoso homenaje a la familia.

El minuto de silencio fue muy aplaudido también entre el público, quien asistió con emoción a una iniciativa surgida del Comité de Árbitros de la Delegación almeriense de la Federación Andaluza de Balonmano.

Fotos

Vídeos