El papa Francisco nombra al almeriense Cristóbal López nuevo arzobispo de Rabat

El salesiano almeriense Cristóbal López./S.G.H.
El salesiano almeriense Cristóbal López. / S.G.H.

Nacido en 1952 en el municipio de Vélez-Rubio, será el primer español que ocupe este cargo eclesiástico en el país vecino

EFEALMERÍA

El papa Francisco nombró ayer al sacerdote salesiano almeriense Cristóbal López Romero nuevo arzobispo de Rabat, donde sustituirá al francés Vincent Landel, que a sus 75 años presentó su renuncia al puesto. La Santa Sede anunció en su boletín oficial el nombramiento de López, que estaba adscrito a la inspectoría salesiana de María Auxiliadora, con base en Sevilla.

El salesiano será el primer arzobispo español de Rabat y, por primera vez, las dos archidiócesis de Marruecos estarán a cargo de prelados españoles, dado que el clérigo franciscano Santiago Agrelo está al frente de la sede metropolitana de Tánger desde 2007.

El predecesor de López, Landel, arzobispo de Rabat desde 2001, publicó en el día de ayer un mensaje de despedida en la página web de la archidiócesis y subrayó que entre 2003 y 2010 el clérigo español ya ejerció en Marruecos como sacerdote de la parroquia de Kenitra, ciudad ubicada a unos 50 kilómetros de la capital. «Entonces supo mostrarnos cualidades humanas y espirituales que nos ayudarán a vivir una verdadera relación con él», escribió Landel, que también hizo referencia a el currículum del salesiano español, que había desarrollado puestos de alta responsabilidad eclesiástica tanto en América Latina como en España. Por último, Landel pidió para él, «un espíritu de prudencia y audacia, clarividencia y santidad para la buena dirección de la Iglesia que le ha sido confiada», dijo.

Completó sus estudios de Teología en el seminario salesiano de Barcelona y es licenciado en Periodismo

López nació en 1952 en el municipio de Vélez-Rubio, completó sus estudios de Teología en el seminario salesiano de Barcelona y es licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). En Marruecos hay unos 30.000 católicos, en su mayoría inmigrantes subsaharianos y europeos. Los creyentes marroquíes no tienen permitida la participación en sus ritos y está prohibida la evangelización de cualquier tipo con los nacidos musulmanes.

Fotos

Vídeos