Origen Almería demanda a Cruzcampo por plagio

Carlos Javier Martínez, resopnsable de Cervezas Origen. /J. J. A.
Carlos Javier Martínez, resopnsable de Cervezas Origen. / J. J. A.

La cervecera artesanal almeriense se siente perjudicada por la utilización del nombre por parte de la empresa Heineken

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Las primeras botellas de Origen que se envasaron se hicieron 'a pulso', rodilla en tierra, para que no se desperdiciara ni una gota. Ahora, en unas instalaciones situadas en Huércal de Almería, una línea automatizada de envasado se encarga de poner en circulación más de 500.000 litros. No es ni por asomo la mayor cervecera española, pero, si se habla de cerveza artesanal, Origen 1905-La Cerveza de Almería se encuentra entre las diez primeras con un capital propio, sin inyecciones de los grandes fabricantes como puedan ser Inver Group, Mahou o San Miguel. Haciendo esa exclusión, está considerada como una de las cinco mejores cerveceras artesanales de España.

En 2014, la Oficina Española de Patentes y Marcas registra, en el apartado de cervezas y bebidas, la marca Origen por parte de la familia Martínez. El número de registro M3105801 es el carné de identidad de un producto netamente almeriense que se abre camino y que tiene ya reconocimientos internacionales. El pasado 2016, Origen fue reconocida por su calidad por el 'International Taste & Quality Institute Brussels' con dos estrellas de oro categoría Superior Taste en su cerveza Origen 1905, la estrella de la marca.

Hasta ahí todo es normal. En el mercado funciona aquello de la oferta y la demanda. Este último aspecto pone a Origen en la tesitura de tener que luchar como 'David contra Goliat' por lo que considera un derecho al honor. El próximo 21 de marzo de 2019 peleará ante la justicia por una situación que Carlos Javier Martínez, responsable de la empresa almeriense, considera un atropello por parte de la marca Heineken que, según cuenta, «en 2014 pidió a la Oficina Española de Patentes y Marcas registrar Cruzcampo Origen en la clase Niza nº 32, la misma en la que está registrada la cerveza almeriense. De oficio, la Oficina le contestó que no podía registrarla porque está Origen Almería».

Sin embargo, no pudo evitar que la marca Cruzcampo Origen se registrara en la clase 7, que es la destinada a motores, descalcificadores de agua, etc... «La oficina no se dio cuenta. Como no hay ningún elemento registrado con ese nombre, le dejó registrar la marca y están dentro de la legalidad», relata. Carlos, de todas formas, se queja del agravio. «La ilegalidad es que tú vas a un bar donde ellos tienen los tanques de Cerveza Origen y lo que prevalece es el nombre de nuestra cerveza. Por ejemplo, en el Bar El Barro de Almería pides una cerveza de barril y tú que no sabes nada te bebes la cerveza en un vaso con Cruzcampo en chiquitito y Origen en grande, con mi misma tipografía. El consumidor final asocia la marca Origen y hasta he recibido llamadas desde Sevilla y otras provincias de España preguntándome si he puesto grifos en diferentes zonas». Esta situación considera que le está haciendo bastante daño.

Hasta la demanda, han pasado años de intercambio de burofax sin respuesta para el acuerdo. «En los burofax me avisaron que ellos son muy grandes, que tienen 3.000 trabajadores, que facturan no sé cuántos millones de euros. Incluso cuando hice la publicación en Facebook hace tres años, diciendo lo que me estaba pasando, me amenazaron diciendo que tenía 24 horas para retirar la publicación, que no retiré y no ha pasado nada porque yo decía la verdad».

Lo cierto es que el nombre de Origen sigue apareciendo porque «siempre se han negado a quitarlo, diciendo que ellos van a seguir utilizando Cruzcampo Origen. Después de tres años sabiendo de mi existencia, hace dos años yo saco Origen Ipa. Ipa no se puede registrar porque es un tipo de cerveza, pero la sorpresa es que hace un mes en mi misma letra y con la misma relevancia en la etiqueta sale al mercado Cruzcampo Ipa. Es casi idéntico porque yo pongo Origen en pequeño e Ipa en grande para que la gente se culturice en la cerveza. Ellos han hecho exactamente lo mismo, en un claro gesto de prepotencia, como diciendo que 'estamos aquí'».

Origen de Almería también está y lo hace dispuesto a que su nombre ocupe el lugar por el que lucha esta pequeña empresa cervecera almeriense, tratando de conseguir que se respete porque, como dice Carlos Javier Martínez, «la cerveza Origen sigue creciendo, cada vez exportamos más. En 2010 empezamos en Almería, pero en años posteriores vendemos más fuera de Almería que en la propia Almería». Su lucha, su intención de meter la cabeza en más mercados, le lleva a participar en grandes ferias como Alimentaria, la feria de alimentación, bebidas y gastronomía líder en España y en el arco mediterráneo y un referente internacional para el sector, en el que participan cerca de 4.000 empresas de 65 países y que tendrá lugar entre los días 16 y 19 de abril en el Recinto Gran Vía de Barcelona, donde la familia Martínez, con stand propio, quiere seguir escalando con el fin de no perder un lugar con origen, el del trabajo artesanal de una bebida con matices especiales si se hace desde Almería.

Fotos

Vídeos