La oficina de intermediación hipotecaria ha atendido a un millar de familias desde 2012

Una manifestación antidesahucios en el Paseo de Almería.
/IDEAL
Una manifestación antidesahucios en el Paseo de Almería. / IDEAL

Ayuntamiento, Diputación y Colegio de Abogados renovaron ayer el convenio que les liga para seguir ofreciendo esta prestación social

S. G. H. ALMERÍA

A pesar de que la crisis económica ya empieza a quedar atrás, nadie puede obviar que los últimos años han sido durísimos para muchos ciudadanos. Vecinos de Almería que se han visto obligados a vivir una realidad que jamás hubieran imaginado apenas unos pocos años antes. El paro lacerante y la caída de ingresos por los recortes salariales han producido consecuencias terribles cuya sublimación no ha sido otra que los desahucios, esa lacra que asoló a las ciudades dejando a muchas familias en la calle y, para más inri, con grandes deudas financieras.

Ante esta situación, las administraciones se vieron abocadas a tejer una pequeña red de seguridad en ocasiones para que el embate de la recesión pudiera minimizarse para los vecinos con más dificultades. Así fue como por ejemplo en el año 2012, el más duro de la crisis, se constituyó la oficina de intermediación hipotecaria de Almería, que se ha encargado durante este último lustro a servir de enlace entre la familia en riesgo de desahucio y la entidad bancaria para negociar las deudas con asesoramiento legal gratuito.

En este tiempo ha sido alrededor de un millar las familias que acudieron a este servicio que presta el Colegio Oficial de Abogados en virtud de un convenio suscrito con Diputación y Ayuntamiento que ayer se renovó por un año más. «Este acuerdo se creó con un fin que estamos viendo como cada vez se necesita menos y ojalá no tengamos que firmarlo más tal y como está configurado. Por ello, nos parece un acierto ampliar el catálogo de servicios que mediante este acuerdo se presta al ciudadano y la predisposición para colaborar que muestran siempre desde el Colegio de Abogados, tanto para dar trabajo a sus colegiados como para atender a los almerienses», apuntó el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco. Él formó parte de un acto de firma en el que también participó el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, quien explicó las claves que sustentan un convenio mediante el que se pone a disposición de los almerienses que lo necesiten, «asesoramiento jurídico para solucionar sus problemas hipotecarios», dijo.

En este sentido, y ya que parece haber descendido el número de peticiones por desahucio, implícita a esta renovación los firmantes han ampliado los servicios que se prestan a los ciudadanos. Entre ellos, se contemplará la Ley de Segunda Oportunidad o «nuevas prestaciones que permitirán continuar asesorando jurídicamente a los almerienses que precisen de un abogado para negociar sus gestiones hipotecarias con el banco», en palabras de José Pascual, el decano de los abogados, también presente el día de ayer.

Fotos

Vídeos