Las obras de la nueva rotonda frente al Moisés Ruiz empiezan a final de mes

Cruce frente al pabellón de deportes Moisés Ruiz, en Almería capital. /IDEAL
Cruce frente al pabellón de deportes Moisés Ruiz, en Almería capital. / IDEAL

Se ha adjudicado a Fircosa una actuación que durará cinco meses y cuyo inicio se va a dilatar para que no coincida con la temporada escolar

SERGIO G. HUESOALMERIA

A partir de que finalice el curso lectivo, que lo hará en unas tres semanas, el Ayuntamiento de Almería tiene previsto poner en marcha una obra que tiene el afán de mejorar la permeabilidad de una de las intersecciones más importantes del tráfico rodado en la capital. Según informó la Administración municipal en una nota, en el consejo de administración de la Gerencia de Urbanismo celebrado esta semana, se ha aprobado adjudicar a la mercantil Fircosa la construcción de la glorieta que irá encajada en la confluencia de Carretera Níjar, Carretera de Ronda y calle Real del Barrio Alto. En total, el proyecto cuenta con una inversión que asciende a 565.781,37 euros y tiene un plazo de ejecución de cinco meses.

Este trámite era el último que quedaba por hacer antes de la ejecución de las obras. Evidentemente, la actuación va a provocar molestias en el tráfico rodado de la zona. Es por este motivo por el que a petición de la Policía Local y del área de Movilidad municipal se va a instar a la mercantil a que dilate los trabajos unas semanas. El objetivo es que los inicios de la actuación puedan llevarse a cabo una vez termine el curso lectivo y las actividades deportivas del polideportivo Moisés Ruiz relacionadas con los centros escolares.

567.781
euros es el presupuesto que tiene una actuación que ha sido adjudicada a la empresa Fircosa.
5
meses es el plazo de ejecución de la obra, según los pliegos de condiciones de la contratación.

Y todo para que se minimice el impacto de una obra cuyos trabajos más comprometedores se van a realizar en los meses de menor tráfico, julio y agosto, tal y como explicaron estas mismas fuentes. Si bien, queda por conocer cuál será el cronograma de la actuación. Con lo que a día de hoy no se pueden calendarizar unos cortes o desvíos de tráfico que en el Ayuntamiento reconocen que son del todo inevitables.

«Haremos los trabajos de mayor entidad, como los desvíos de servicios o las demoliciones, durante el verano al ser la época del año de menor tráfico. Aún así se irá informando puntualmente y con el suficiente tiempo de antelación de las posibles eventualidades que puedan surgir con motivo de la ejecución de los trabajos», puntualizaron estas mismas fuentes.

La actuación

Como ya se ha dicho anteriormente, el área de Urbanismo está dispuesta a reordenar el tráfico, tanto rodado como peatonal, que circula diariamente por esta intersección. La obra en cuestión va a permitir, según la memoria del proyecto, no sólo la construcción de una glorieta sino también una urbanización que renovará desde las redes de abastecimiento de aguas hasta las aceras o el alumbrado, entre otros. El modelo de rotonda elegida, entre las tres que se propusieron, tiene una superficie de 44 metros y un ramal directo entre las carreteras de Ronda y Níjar con 4,4 metros de ancho.

Con esta solución, desde el área esperan que además de mejorar la circulación, se puedan generar grandes espacios destinados al peatón. Las aceras serán más anchas y según la memoria es claro que el espacio ganará va a sumar una zona verde.

Otra de las cuestiones que se modifican es la disposición de los tres pasos de peatones necesarios para realizar cómodamente todos los movimientos. En este sentido se mantiene el más al Sur de Carretera de Ronda, no afectando tampoco a la semaforización del mismo, mientras que el situado hacia el Norte se desplazará 30 metros hacia arriba con el fin de garantizar que posibles retenciones de tráfico que pudieran producirse no alcancen la glorieta. El paso de Carretera de Níjar se alejará unos 15 metros para que se pueda después alcanzar el paralelismo los dos carriles sentido Los Molinos.

Fotos

Vídeos